viernes 25/9/20
No estaba contenta

Belén Esteban vuelve a pasar por el quirófano

Inyecciones, vitaminas y ácido hialurónico para la colaboradora de Sálvame

Belén Esteban.
Belén Esteban.

Las bolsas de los ojos, la nariz, el pecho... Pocas partes del cuerpo de Belén Esteban no habían pasado ya por el quirófano. Para algunos era ya la 'Cher española', por mucho que la de Paracuellos ni sea cantante, ni actriz, ni, en general, tenga siquiera la mitad del glamour de aquella. Pese a ello, parece que la colaboradora de Sálvame todavía no está contenta con su figura y, sobre todo, con su rostro, y ha vuelto a retocarse.

La ex de Jesulín de Ubrique aprovechó dos días de asuntos propios en el trabajo para visitar su clínica estética de confianza y hacerse unos retoques, entre los que no faltó el bótox y la mesoterapia.

Conocida su coquetería, Belén siempre encuentra un hueco en su agenda para dedicárselo a su cuidado personal, y esta vez ha decidido acudir a la Clínica Menorca, situada en el centro de Madrid, para someterse a unos tratamientos estéticos que trataran de mejorar su aspecto, si eso es posible.

La que fuera ganadora de una de las ediciones de Gran Hermano VIP se presentó en la clínica en un coche de Cabify y con aspecto cansado, y unas horas después salió de la misma oculta bajo la capucha de su cazadora. El tiempo que pasó dentro lo aprovechó al  máximo ya que se sometió a varios tratamientos estéticos.

Entre ellos destacan unas inyecciones de bótox, que atenúan las arrugas y tersan el rostro; un cóctel de vitaminas, que aportan luminosidad y frescura a la piel; y ácido hialurónico, especialmente recomendado para el famoso 'código de barras' del labio superior, muy habitual en personas fumadoras. 

Es decir, principalmente un tratamiento completo de mesoterapia facial que, tal y como la propia clínica anuncia en su página web, es "una técnica segura y rápida que devuelve a la piel luminosidad, hidratación y tersura". El mismo viene a costar 150 euros por cada una de las sesiones, que suelen durar unos 45 minutos y que, por recomendación, se suelen practicar cada tres meses.

Comentarios