miércoles 21/10/20
TODOS AHOGADOS

Mueren siete miembros de una familia por intentar salvar a uno

Una hija de 17 años se cayó a un embalse y el resto intentó salvarla y corrió la misma suerte

Como reza el refranero popular, fue peor el remedio que la enfermedad. Eso es lo que podría decirse del suceso ocurrido en Jinzao, en la provincia meriodional china de Guangdong, donde hasta siete personas terminaron perdiendo la vida al intentar salvar la de uno de ellos.

Para colmo, todos los fallecidos eran miembros de una misma familia -padre, madre, tres hijos y dos cuñados-, que iban juntos porque regresaban de visitar la tumba de otro familiar en un cementerio. 

Según 'Mirror', la tragedia tuvo lugar cuando uno de los hijos, de 17 años, bajó hasta un embalse cercano a lavarse las manos: resbaló y cayó al agua. A partir de ahí comenzó la auténtica tragedia, propiciada porque ninguno de los "socorristas" sabía nadar. 

Al ver caer al agua a la chica el resto decidió hacer una cadena humana para rescatarla, aunque acabaron cayendo todos al agua y se ahogaron.

 Según contó un testigo del siniestro, "ninguno de ellos sabía nadar, pero estaban decididos a tratar de rescatar a la chica", que al final no fue la persona más joven que murió, ya que también perdieron la vida sus hermanos de 15 y 13 años.

La ayuda tampoco llegó a tiempo ya que, como relata uno de los miembros de emergencias, "recibimos una llamada de un grupo de personas que vieron la tragedia desde la otra orilla, pero no pudimos ayudar a la familia, que ya se habían ahogado cuando llegamos hasta allí".

Comentarios