lunes 27.01.2020
EL LEñADOR MODERNO

Los metrosexuales se quedan en el pasado para abrir paso a los lumbersexuales

De la más lejana selva llega el “hombre oso”, pero acuñado con un nombre muy fino y moderno: “el lumbersexual”

Lumbersexual | Jezebel
Lumbersexual | Jezebel

Se acabaron los hombres metrosexuales para dar paso a todo su contrario, el lumbersexual, o “leñasexual” como algunos ya se atreven a acuñar en España. Camisas de cuadros, barba desaliñada, amantes de la naturaleza y adictos a la tecnología... y no, no son hípsters. Pero, entonces ¿qué son?

Estilo

Los lumberman o los lumbersexuales tienen un estilo muy concreto. Sus basics fits son: camisa de cuadrados (si es de franela, mejor); pantalones gastados de una tela resistente, léase vaqueros; pantalones de pana… y lo más importante, barba de varios meses, cuanto más desaliñada, poblada y mal recortada mejor.

Y siguiendo con los complementos… botas de montaña (con un poco de barro, a poder ser), gorros y bufandas de punto, con una gran mochila (en la que no van a llevar un hacha, sino que irán equipados con su Ipad o su Mac Book Air). Las gafas de pasta tampoco están de más.

Tampoco pueden ser flacuchos ni fibrados de gimnasio, un hombre lumbersexual tiene que ser un hombre fuerte, pero natural, nada de musculitos, al más estilo “macho”, con sus pelos en las axilas y en las piernas ¡Prohibido depilarse!

Hobbies

Esta nueva tendencia masculina va acompañada de unas actividades de ocio y tiempo libres muy determinadas. A los “leñasexuales” les encanta disfrutar de la naturaleza pero no pueden dejarse el Iphone en casa porque son unos grandes amantes (y adictos) de las redes sociales. Les encanta la madera: las cabañas, montar muebles de Ikea, ir de camping… pero a todo le harán una foto, lo pasarán por un filtro de Instagram y lo subirán a todos los perfiles sociales existentes hasta el momento: Instagram, Facebook, Twitter, Pinterest…

Alimentación

Son muy ecologistas y naturales, por ello su bebida favorita son las cervezas ecológicas y artesanas; también abundan los veganos y vegetarianos entre ellos, aunque muchos de ellos siguen prefiriendo una buena parrillada.

Cómo se cuidan

Aparentan ir muy desaliñados pero realmente detrás de ese aire de “no me ducho desde hace dos semanas” esconden un gran cuidado de su cabellera y de su barba. Especialmente de esta última. Como demostración (o aberración), baste el dato de que en los últimos meses en Gran Bretaña y EEUU han aumentado considerablemente los implantes de barba, que cuestan unos 6.000€

¿Qué pasará en verano?

Muchos (y muchas) son los que se preguntan, ¿Qué pasará en verano? Ponen en duda que cuando llegue la primavera esta tendencia siga viva, porque siendo realistas, las camisas de franela, las botas de montaña y las camisas de cuadro están muy bien para protegerse del frío invierno pero no suelen estilarse mucho durante el verano. Por ello, muchos son los que tildan esta tendencia como “moda estúpida” que no tendrá ni un año de duración.

 

Comentarios