sábado 16/10/21
ESTABA DE OBRAS EN SU CASA

El grave accidente doméstico de María José Cantudo

La actriz ayudaba a los albañiles que reforman su casa cuando cayó y, para no aplastar a su perra, se rompió el brazo por tres sitios

2-MARIA JOSE CANTUDO
María José Cantudo ante las puertas del Hospital Quirón San Camilo. | EstrellaDigital

María José Cantudo, que acaba de cumplir 63 años, ha sufrido un aparatoso accidente doméstico mientras ayudaba a los albañiles que se encuentran reformando su nueva casa, situada en la calle Mayor. María José estaba subida a una escalera, cuando, tras un movimiento desafortunado, calló de ella. Lo peor es que su pequeña perrita se encontraba a los pies de la misma, por lo que tuvo que esquivarla y apoyar su brazo izquierdo para no aplastarla.

La actriz acudió al Hospital Quirón San Camilo, en la calle Juan Bravo, cerca de su domicilio, para ser tratada de la triple rotura. Muy sonriente y amable con la prensa, relató el desafortunado incidente quitándole hierro al asunto, y aseguró que se encontraba mejor y que solo necesitaba reposar.

Sin embargo, a la llegada a la clínica, el rostro de la Cantudo reflejaba síntomas de mareo y cansancio, propios del suceso que acababa de acontecer. Pero tras pasar por manos profesionales, su gesto cambió y posó ante las cámaras encantada de la vida y enseñando parte de su abdomen. La que fuera protagonista del primer destape del cine español conserva un físico envidiable, y no duda en enseñarlo cada vez que la oportunidad se le presenta.

María José se declara una manitas integral, de hecho estudió durante tres años un curso de restauración de muebles, y asegura que cada vez que hace obras en su casa ella es la primera que participa activamente en ellas, aunque cuele de los 60. Para la próxima esperemos que tenga más cuidado y que no vuelva a sufrir ningún tipo de consecuencias físicas.

Protagonista de diversas polémicas

Tras sus enfrentamientos varios en distintos platós de televisión y, finalmente, en los juzgados, la que fuera mujer del empresario teatral Enrique Cornejo le ganó a la batalla a la cantante Blanca Villa, que la acusaba de haber usado su voz durante su carrera profesional. Villa tuvo que indemnizar a Cantudo con 300.000 euros, llegando hasta el punto de tener que subastar su casa para poder hacer frente a los pagos.

Este brutal enfrentamiento llevó a otro con Bárbara Rey, que defendió a pies juntillas a Villa durante todo el proceso judicial, asegurando que Cantudo era una farsante. Su enemistad venía de lejos, gracias a su competitividad en el cine durante la época del destape, en la que ambas fueron pioneras.

Comentarios