martes 26/10/21
65 asesinados en 2017

La verdad le cuesta la vida a decenas de periodistas en el extranjero

Son numerosos los casos de periodistas que han sufrido graves consecuencias simplemente por ejercer su profesión. México destaca como el país que sin estar en guerra ha registrado más muertes de periodistas

Periodistas asesinados
Campaña en defensa de los periodistas agredidos, México.

A lo largo de la historia del periodismo, son muchos los profesionales que han sufrido graves persecuciones y torturas por el simple hecho de investigar los asuntos más oscuros y escondidos de la sociedad  con el objetivo de sacarlos a la luz. Como cada final de año, Reporteros Sin Fronteras (RSF), ha realizado un informe en el que se recogen los asesinatos, las detenciones, los secuestros y las desapariciones de los periodistas que han sufrido algún tipo de ataque en el 2017. A pesar de que este tipo de acoso a los profesionales del periodismo sigue vigente en la sociedad actual, en el informe elaborado por RSF se ha registrado que este último año ha sido el menos mortífero desde el año 2014. A pesar de ello, 65 periodistas han sido asesinados; 326 periodistas siguen encarcelados actualmente por sus investigaciones; 54 profesionales se encuentran secuestrados a día de hoy y 2 aún están en estado desconocido.

La mayoría de casos se producen en los países en estado de guerra, dónde muchos reporteros acuden a determinados países para cubrir tanto la situación que se vive en esos momentos como para revelar temas de gran relevancia como la corrupción. Muchas de las persecuciones que se han originado en distintos países han sido llevadas a cabo por parte del poder por considerar el trabajo de los informadores como un "estorbo" que les impide alcanzar su éxito personal. Entre estas agresiones se destaca que el 60% fueron asesinados o agredidos deliberadamente mientras que el 40% fueron asesinados en el ejercicio de su labor. En los últimos quince años se han registrado 1.035 periodistas asesinados.

Estadística asesinatos

Entre los países que tienen un mayor grado de peligrosidad destacan Siria, que desde el 2012 constituye el país más mortífero para los periodistas debido a la constante guerra en la que están sumergidos, -en su gran mayoría se producen bombardeos-; Afganistán dónde se han producido este año nueve muertes de periodistas locales e Irak, en el que han sido asesinados ocho periodistas este año y Filipinas, que constituye el país más mortífero de Asia ya que al menos cinco periodistas fueron atacados a tiros, cuatro de ellos murieron así asesinados en el 2017. A pesar de que los periodistas han huido de países como Siria, Yemen y Libia por su gran riesgo, siguen produciéndose numerosos casos.

A pesar de ello, el 46% de los asesinatos se han producido en países dónde no existen conflictos armados declarados. En este año el país más mortífero ha resultado ser México, dónde se han producido un elevado número de muertes. México constituye el país en paz más peligroso del mundo ya que muchos reporteros acuden a dicho destino con el fin de destapar las principales redes de narcotráfico y los principales asuntos de corrupción de la situación política del país. Uno de los casos que más suscitó el dolor de los periodistas es la muerte de Javier Valdez Cárdenas el pasado 15 de mayo, especializado en narcotráfico.

Cierto es que si los asesinatos se han reducido en el último año, no ocurre lo mismo en el caso de las reporteras, ya que se ha duplicado en este último año el número de mujeres en la profesión que han sido asesinadas. La mayoría de ellas, realizaban su trabajo de investigación bajo la búsqueda de asuntos de corrupción, por lo que el miedo de que la información que consiguieran saliera a la luz, las convirtieron en víctimas de constantes amenazas. Entre ellas, destacan Daphne Caruana Galizia, una periodista de 53 años de edad y cuya muerte fue provocada al estallar su coche. Investigaba un caso en Malta dónde el gobierno de Muscat se vería comprometido en los Papeles de Panamá. También destaca la India dónde se produjo el caso de la muerte de Gauri Lankesh, de 55 años de edad y que fue tiroteada en la puerta de su casa en Bangalore por ser una periodista crítica con el extremismo hinduista. Y por último, en México se vivió la muerte de Miroslava Breach Velducea, periodista de 54 años de edad que fue asesinada cuando llevaba a sus hijos al colegio. Se desconocía el motivo, pero todo apuntaba a que era por su trabajo de investigación.

Gauri-Lankesh

Otros reporteros que fueron asesinados por su trabajo en el extranjero fueron: el francés Stephan Villeneuve, la suiza Véronique Robert,  la turca Tuba Akyılmaz, el británico Mehmet Aksoy, el estadounidense Christopher Allen, el hondureño Edwin Rivera Paz y la periodista sueca Kim Wall.

Desde el año 2006, la ONU ha trabajado por la defensa de los profesionales que dedican su vida a la información, entre otras cosas, y sobre todo por el derecho de ejercer su profesión libremente sin sufrir agresiones, amenazas e incluso muertes. Por ello, entre las resoluciones que han tomado para incrementar la protección de periodistas destinados a países en situaciones difíciles, se ha aumentado el nivel de seguridad entre los miembros de las redacciones.

Comentarios