jueves 09.07.2020
Problemas visuales

La hipermetropía lastra el rendimiento escolar de los niños

Se presta mucha atención a la miopía, pero lo cierto es que la hipermetropía también merece nuestro interés, pues estamos ante un problema que afecta al 20,8 % de los niños en todo el mundo.

La hipermetropía lastra el rendimiento escolar de los niños

Se presta mucha atención a la miopía, pero lo cierto es que la hipermetropía también merece nuestro interés, pues estamos ante un problema que afecta al 20,8 % de los niños en todo el mundo.

Según se desprende del informe ”El estado visual de la salud infantil en España”, uno de cada cinco niños podría tener un problema relacionado con la visión que haya pasado inadvertido. De hecho, el informe Pisa, cuyo objetivo es evaluar las competencias escolares de los niños de los diferentes países, en su edición de 2014, ya denunció que un 30 % de las malas notas obtenidas por los escolares se vinculaba a problemas visuales sin corregir.

En esta línea, el 75 % de los recién nacidos son hipermétropes. Pero esto no debería ser causa de alarma, pues la hipermetropía se suele ir solucionando paulatinamente (a los dos años apenas suele quedar rastro de ella). El problema radica en los niños que continúan presentando este defecto de refracción sin que nadie repare en ello, el cual puede acarrear un bajo rendimiento escolar. Ciertos síntomas como la fatiga visual, la mala visión de cerca, el enrojecimiento de los ojos o los dolores de cabeza pueden ponernos sobre la pista de este defecto visual.

Conviene recordar que, en la hipermetropía, las imágenes captadas por el ojo se enfocan detrás de la retina en lugar de hacerlo directamente sobre ella. ¿Por qué sucede esto? Una posible explicación la hallamos en que el ojo es más corto de lo normal o tiene menos potencia de la que debería.

Si observamos los datos, podremos confirmar que la incidencia de la hipermetropía es más alta en jóvenes que en adultos. Así pues, son las personas entre 18 y 24 años las más hipermétropes, con un 16 %. Los expertos aseguran que cuando este defecto en la visión no ha desaparecido al llegar a la adolescencia, es probable que se haya cronificado.

El segundo rango de edad más afectado por este problema, con un 12 %, es el que agrupa a las personas de entre 45 y 54 años. Desde otro punto de vista, las mujeres muestran una mayor tendencia a presentar hipermetropía.

Las posibles soluciones para la hipermetropía de los niños pasan por el uso de gafas o lentillas. Para llevar a cabo una solución permanente mediante cirugía refractiva, deberemos esperar a que la graduación se haya estabilizado, lo cual suele suceder entre los 21 y 25 años.

Comentarios