lunes 14.10.2019
Salud bucodental

¿Por qué es importante hacerse una limpieza dental profesional?

Es uno de los tratamientos dentales más solicitados, además de los más necesarios para mantener la salud de todo el organismo

¿Por qué es importante hacerse una limpieza dental profesional?.
¿Por qué es importante hacerse una limpieza dental profesional?.

Tener unos dientes limpios es mucho más que una cuestión estética. El cuidado de la salud de todo el cuerpo comienza por tener una buena higiene bucodental, ya que unos hábitos inadecuados pueden acarrear infinidad de problemas a medio y largo plazo. Hay quien le resta importancia a esto, pero existen muchas razones por las que debe prestarse atención a ella. Desde la clinica dental Pablo Murillo destacan algunos de los motivos más importantes.

Para evitar enfermedades específicas

Cuando no se mantiene una buena higiene, se forman colonias de bacterias que afectan los tejidos, especialmente las encías. El efectos de este ataque bacteriano es una gingivitis o una periodontitis si no se frena a tiempo. Esta enfermedad debilita la encía y puede provocar la caída de los dientes al no tener soporte. De hecho es la principal causa por la que se pierden piezas en adultos.

Si se realiza una limpieza adecuada a tiempo, se eliminan los depósitos de placa bacteriana y se puede dar marcha atrás al proceso de infección. De lo contrario, la enfermedad avanza y en muchas ocasiones no se puede revertir.

Como medida de protección frente a otras enfermedades

Existen estudios que relacionan un mal cuidado de los dientes con problemas cardiovasculares. Infartos, ictus o apoplejías son algunos de los ataques que se han relacionado con gingivitis producidas por falta de una buena limpieza. Por lo tanto, visitar al dentista para que se encargue de que todo esté en buenas condiciones es mucho más que mantener una sonrisa luminosa.

Hacer que los dientes duren toda la vida

Si no se hace una buena limpieza de forma periódica, las enfermedades dentales acabarán por hacer que los dientes naturales desaparezcan. Es verdad que la odontología ha avanzado mucho y existen prótesis e implantes con un aspecto muy similar a de los dientes de verdad. Pero también es evidente que lo mejor es poder mantener nuestros dientes todo el tiempo posible. Para ello necesitaremos revisiones periódicas y limpiezas preventivas. De lo contrario, casi sin darnos cuenta veremos cómo nuestra dentadura pierde piezas.

Detectar problemas en fase inicial

Cuando se hace una visita al dentista para una limpieza, se realiza una revisión previa. En esta revisión se pueden detectar caries, depósitos de placa en fase temprana o roturas que de tratarse a tiempo se puede impedir que vayan a más.

Si no se va a hacer una limpieza, lo normal será que haya que ir al dentista cuando estos problemas se hayan agravado, con todo lo que ello supone. Pasar por quirófano para someterse a una endodoncia o algún otro tratamiento quirúrgico es una experiencia que se puede evitar haciéndose regularmente una limpieza y detectando los problemas en sus primeras etapas.

Tener una sonrisa luminosa

La limpieza dental profesional puede acabar con todo tipo de manchas producidas por el tabaco y determinadas bebidas, por ejemplo. También se eliminan los restos de placa que el cepillado no lo ha podido lograr. Los modernos aparatos que se utilizan hoy permiten hacerlo sin deteriorar el diente, dando a tu sonrisa un aspecto limpio y luminoso.

Combatir el mal aliento

Una de las causas más frecuentes por las que se padece de halitosis es algún problema relacionado con la higiene dental. Por lo tanto, para evitar el mal aliento se necesita una limpieza profesional de forma habitual. Además de mantener unos buenos hábitos en casa, cepillándose los dientes 3 veces al día, usando hilo dental y enjuague para mantener los beneficios hasta la siguiente visita al dentista