jueves 1/10/20
No esperaban este nivel

McEnroe y Toni Nadal, retratados por Federer

Estas dos figuras ilustres en el mundo del tenis se atrevieron a vaticinar que el suizo no levantaría otro Grand Slam. El de Basilea, no sólo sumó en Australia su 18º major, sino que en Indian Wells se ha confirmado como el mejor jugador del momento

federer
Roger Federer.

Tras cuatro años de sequía en los cuatro principales escenarios del circuito y una larga lesión de seis meses, figuras ilustres del mundo de la raqueta como John McEnroe y Toni Nadal se atrevieron a vaticinar que el Roger Federer no volvería a ganar un Grand Slam. El suizo, no sólo alzó en Australia el tan ansiado decimoctavo major, sino que se ha erigido en el mejor tenista del momento, tras conquistar también el primer Masters 1000 del curso en Indian Wells.

McEnroe y Nadal no creían en el suizo

Cuando Federer alzó en Wimbledon ninguna voz se atrevió a predecir la importante sequía que sufriría el suizo en Grand Slam. Nadal, y sobre todo la emersión de Djokovic frenaron en seco al tenista de Basilea, que empezó a acusar la edad a la hora de afrontar envites a cinco mangas. Las oportunidades no se desvanecieron pese a un 2013 donde anduvo lejos de su objetivo. Wimbledon 2014 y 2015 y US Open 2015, tres finales perdidas que hicieron mella en la cabeza de Federer, al que los problemas físicos le privaron de cualquier pugna el pasado curso.

Es ahí entonces cuando más se acrecentaron las dudas. Hasta voces expertas en la materia se atrevieron a dudar de su capacidad para pelear en los cuatro grandes escenarios del circuito. En noviembre de 2016, fue Toni Nadal el que expresó su opinión: "Creo que Roger Federer se recuperará, pero veo difícil que pueda ganar un Grand Slam, por el tema de que se juega al mejor de cinco sets". Después, casi por obligación, afirmó un “nunca se sabe” poco convincente. Mientras creía en las posibilidades de su pupilo, descartaba al que hoy tildan como el mejor de la historia.

No fue el único. John McEnroe, ex número uno del mundo y campeón de nueve Grand Slam, una leyenda con suficiente experiencia como para opinar, también se mostró incrédulo en cuanto a las opciones de Roger. “No lo veo ganando otro grande, la verdad. Hace años ya dije algo parecido”, afirmó el tenista estadounidense en una entrevista concedida al diario El Mundo. “Le costará mucho volver después de un parón largo. No lo imagino venciendo siete partidos contra rivales de mucho nivel”, zanjó. Las palabras se produjeron a comienzos de este año, apenas tres semanas antes de que Federer conquistara su decimoctavo Grand Slam.

El mejor tenista del momento

No todos anduvieron tan desacertados. Paul Anaconne, antiguo entrenador del suizo, aseguró a comienzos de este año que 2017 que Federer estaría perfectamente capacitado para conquistar un Grand Slam. Y así ha sido. Lo que quizás nadie esperaba es que, además de conquistar Melbourne por quinta ocasión, se confirmara como el mejor jugador del circuito. Y es que lo acontecido en Australia no fue flor de una semana de ensueño irrepetible, sino que es el resultado de la enésima reinvención del tenista de Basilea, que en Indian Wells confirmó su gran momento.

Desarboló a Nadal, al que por primera vez en su extensa carrera ha conseguido inclinar en tres ocasiones consecutivas. Le sonrío el azar con la indisposición de Kyrgios que le dejó sin quizás su envite más complicado, y después aniquiló, como casi siempre, a su compatriota Wawrinka para levantar su vigésimo quinto título de Masters 1000. El mal arranque de Djokovic y Murray, ambos ausentes de Miami por una lesión de codo, le dejan como el principal favorito. Ya ha ascendido al sexto lugar del ranking, y ocupa el primer puesto en la race a Londres. Una resurrección que pocos advirtieron.

Comentarios