viernes 22/10/21
Incansable

Federer se plantea jugar hasta los 40 años

El suizo, que a sus 36 años atraviesa uno de los momentos más dulces de su carrera, ha dejado caer que podría prolongar cuatro años más su estancia en el circuito

federer
Roger Federer.

Roger Federer ha demostrado en este 2017 que el tenis no tiene edad. A sus treinta y seis años está completando una de las mejores temporadas de su carrera con un excelso tenis. Tras una larga lesión de rodilla el pasado curso, firmó un estreno idílico que no cuajaba desde 2006: la triple corona (Indian Wells-Australia-Miami). Un año en el que ha elevado sus títulos de Grand Slam a diecinueve y en el que tan sólo ha cedido cuatro de los cuarenta y cinco partidos que ha disputado hasta la fecha.

No sólo eso, ha conseguido escapar de su peor pesadilla: Rafael Nadal. Por primera vez en su trayectoria ha conseguido encadenar cinco triunfos frente al español, avalado por un revés que ya no teme el drive de Rafa. Con una raqueta más potente, y con la táctica de no retroceder un sólo metro, el suizo ha imprimido una marcha más en su juego a la que no ha sabido adaptarse el manacorense. Otra de las claves de su éxito yace en la capacidad para gestionar un complicado calendario, del que decidió eliminar la arcilla.

La cita que no ha querido sacrificar es el ATP 500 de Basilea. El helvético, siete veces campeón en su casa, se encuentra ahora mismo disputando el torneo. Tras derrotar a Tiafoe en segunda ronda, se enfrentará a Benoit Paire en los octavos de final. El suizo, en declaraciones posteriores a su envite, ha afirmado que el número uno que aún tiene en juego “no es una prioridad”. “Comprendo que me preguntéis pero no estoy jugando para ello”, ha sentenciado.

Federer, por el momento, no ha decidido si disputará el Masters 1000 de París, donde a priori si acudirá Nadal. El suizo podría optar por tomarse un descanso antes de las Nitto ATP Finals, uno de sus eventos favoritos y que también ansía su máximo rival. Hasta el propio Zverev ha afirmado que no participará en el novedoso formato de los jóvenes para encarar con más garantías esta cita.

Tras un año de ensueño, Federer no se plantea dejar el tenis. Hace escasos días mencionó que mientras le respeta el físico y las ganas seguiría en el circuito. En Basilea, ha refrendado esta idea. “Estoy disfrutando y he firmado un contrato de tres años en Basilea, cuando se cumplan se puede firmar otro, quizás”, ha comentado entre risas tras ser cuestionado en Tages Anzeiger, tal y como recoge Punto de Break. El suizo quiere jugar hasta los 40 años. 

Comentarios