Miércoles 17.10.2018
INDUMENTARIA PARA EL DEPORTE MÁS COMPLETO

Cómo elegir el mejor bañador de natación

Llevar el traje de baño perfecto puede marcar la diferencia en el entrenamiento. Y no solo en lo que se refiere al ámbito físico, sino también en lo estrictamente psicológico. Si no se está a gusto con el bañador de natación empleado, no se lograrán los objetivos y la experiencia no resultará del todo placentera.

Natación.
Natación.

Llevar el traje de baño perfecto puede marcar la diferencia en el entrenamiento. Y no solo en lo que se refiere al ámbito físico, sino también en lo estrictamente psicológico. Si no se está a gusto con el bañador de natación empleado, no se lograrán los objetivos y la experiencia no resultará del todo placentera.

Por esta razón, es de gran importancia saber escoger los bañadores de natación que mejor se ajustan a las necesidades de cada uno. Pero, ¿cuáles son las características que debe tener un buen traje de baño?

Es evidente, en primer lugar, que lo idóneo es disponer de un bañador de natación cómodo y que nos permita realizar cualquier tipo de movimientos. Pero también hay que contar con una serie de premisas básicas que se pueden resumir en las siguientes:

- Resistente al cloro (dependiendo del tipo de práctica que se le vaya a dar)

- Resistente a los roces contra las superficies

- Un bañador que se ajuste a la piel, sin llegar a comprimirla, para poder tener libertad de movimientos

El bañador de natación según el tipo de material de fabricación

Hay un aspecto que resulta fundamental a la hora de decantarse por un tipo de bañador de natación según el material con el que está fabricado: cuanto más porcentaje de lycra lleve, menos resistente será al cloro.

¿Qué quiere decir esto? Pues que si se le va a dar un uso frecuente al bañador, lo mejor será comprarlo de poliéster, mientras que si se le va a dar un uso menor resultan ideales los bañadores de lycra u otros materiales.

Los tejidos usados para la fabricación de los bañadores de natación son materiales químicos sintéticos derivados del petróleo. En el mercado actual podemos encontrar una enorme variedad, aunque los más comunes son los siguientes:

- Poliamida: tejido flexible y elástico, resistente a la fricción y a los productos químicos y que está diseñado especialmente para nadadores de práctica muy esporádica

- Elastano: fibra elástica y extensible, también ideal para nadadores ocasionales, y que debe lavarse en agua fría

- Poliéster: un tejido de alta resistencia a la fricción, gran elasticidad y excelente resistencia al cloro (siempre y cuando sea de poliéster 100%), por lo que resulta ideal para nadadores que practiquen a diario

- Polibutileno tereftalato (PBT): tipo de poliéster muy resistente a la abrasión, la fricción y a las altas temperaturas, diseñado especialmente para nadadores profesionales (son bañadores, por tanto, más caros)

Los materiales del bañador de natación aparecen especificados en la etiqueta del producto. Como se puede comprobar, la frecuencia de uso será fundamental a la hora de escoger un tipo de material u otro

Bañadores de natación con total libertad de movimientos

Junto al tipo de tejido, la comodidad del bañador de natación es otro de los puntos clave. El confort se basa en un bañador que no sea demasiado ajustado ni demasiado amplio. Lo ideal es que quede pegado al cuerpo sin llegar a comprimir la piel. Por tanto, resulta ideal poder ir a la tienda a probárselo.

En este sentido, hay que distinguir entre los trajes de baño para mujeres y para hombres.

Bañadores cómodos para mujeres

En el caso femenino, uno de los bañadores de natación más cómodos son los que presentan una forma de O en la espalda. Estos trajes de baño, tanto en sus modelos más abiertos como más cerrados, ofrecen total libertad de movimientos.

Los más idóneos son los de tirante fino, que resultan más ligeros, aunque también pueden usarse los de tirante ancho, de mayor comodidad para aquellas mujeres que tengan mucho pecho.

Junto a este tipo de bañador, aparecen aquellos en forma de X y U en la espalda. Están diseñados para nadadores más ocasionales y son fáciles de colocar.

Bañadores cómodos para hombres

Si nos referimos a los hombres, los bañadores de natación más cómodos serían los siguientes:

- Tipo bóxer: ideal para nadadores ocasionales

- Tipo slip: nadadores que practican natación más regularmente

- Jammer (tipo boxer más largo): recomendado para un uso frecuente

Conclusiones generales

Para tener una idea clara final, hay que señalar que la frecuencia de uso será un aspecto clave a la hora de elegir el bañador de natación que mejor se adapta a cada uno.

Un nadador ocasional (menos de una vez por semana) necesitará un bañador cómodo fabricado en poliamida o elastano. Resultaría ideal un traje de baño tipo slip clásico o un bóxer.

Si la frecuencia es más regular (una o dos veces por semana) habrá que escoger un bañador que posea una mayor resistencia al cloro. Asimismo, debe ser un bañador que permita una mayor libertad de movimientos, como por ejemplo el slip de baño clásico, el bóxer o el bóxer largo.

Por último, en caso de practicar natación de forma más asidua lo ideal es escoger un traje de baño de poliéster. Un material muy resistente al cloro, que no suele dañarse tanto con el uso y que ofrece el máximo confort.

Comentarios