martes 7/12/21
FRÍO DEPORTIVO

Cinco motivos para esquiar en Formigal este invierno

Seas un esquiador experimentado o principiante, o simplemente quieras disfrutar de la nieve y otras muchas actividades, este invierno te recomendamos Formigal para enamorarte del invierno. Y éstas son algunas de las razones

Esquiar el Formigal, Huesca.
Esquiar el Formigal, Huesca.

Efectivamente, se acerca el invierno. Lo notamos en los vellos de punta, en que aumentan los deseos de permanecer en casa ante la chimenea o la estufa, en que dan más ganas de ir la sierra que a la playa. El otoño es tiempo de salir a buscar castañas, de tonos ocres y rojizos en hojas caídas que sirven de alfombra en las calles, de volver a darse caprichos gastronómicos porque ya no hay que lucir palmito hasta dentro de un año. Pero lo mejor que tiene el otoño, para muchos, es ser el preludio de un tiempo aún mejor: el invierno.

Quien crea que el invierno es solo sinónimo de mucho frío y poca posibilidad de socializar es porque no ha estado en Formigal. Se trata de una pequeña localidad ubicada en el norte de la provincia de Huesca. Su estación de esquí está en el Pirineo Aragonés, a pocos kilómetros de la frontera con Francia.

Seas un esquiador experimentado o principiante, o simplemente quieras disfrutar de la nieve y otras muchas actividades, este invierno te recomendamos Formigal para enamorarte del invierno. Y éstas son algunas de las razones.

1.Disfrutar de la nieve en familia

Madres y padres tienen derecho no solo a acudir con sus pequeños a practicar esquí o algún otro deporte de invierno, sino a tener tiempo para ellos cuando se encuentran disfrutando de unas vacaciones invernales o del fin de semana. En el jardín de nieve del sector del sector Formigal cuenta con personal especializado y confiable que puede hacerse cargo de menores desde los 4 meses en jornadas completa, de mañana o de tarde.

Los más pequeños se divertirán aprendiendo nociones básicas de esquí, como el ascenso directo y los giros más básicos, además de tener acceso una zona exterior con cinta transportadora (a partir de los 3 años) que hará que no quieran que termine el día.

Por si fuera poco, hay pistas de esquí indicadas especialmente para ellos con otras actividades como baile o pintacaras, fiesta infantil los sábados en los que no falta el chocolate caliente, bosque animado o zona de trineos.

2. Ofertas en alquiler de equipos

Te ahorramos la búsqueda forfait Formigal invitándote a que sigas el enlace. Esquiar en el Pirineo Aragonés nunca fue tan fácil ni tan asequible, dadas las muchas ofertas de esquí en Formigal. Las opciones en equipamiento van desde una gama Progress amplia para todos los niveles a una gama Top para usuarios más exigentes. El equipo incluye esquís o tabla, botas y bastones.

En la estación se pueden alquilar también equipos específicos para realizar snowblade, esquí nórdico y raquetas de nieves.

3. Variedad de deportes a practicar

Sea lo que sea lo que te guste en el amplio mundo de los deportes de invierno, es más que posible que puedas satisfacer tus expectativas en Formigal. Tiene pista de boarder cross (una disciplina del snowboarding), slalom paralelo, pista de trineos con diez tipos diferentes a escoger, vuelo en parapente, pistas especiales para la práctica de freestyle, paseos en telecabina o la pista Pipos, que se sitúa en un paraje prácticamente virgen al que se accede siendo arrastrado por una máquina retrack.

5. Las mejores fiestas

No solo de esquí y otras disciplinas invernales viven quienes visitan Formigal. El lugar también es el destino perfecto para quienes no tienen intención de moverse sobre forfait, y no solo por lo que hemos destacado más arriba.

La estación de esquí cuenta con salas de fiesta para todos los gustos, como es Marchica. Está situada a pie de pista y cuenta con terraza exterior, además de la música de DJ's residentes y fiestas temáticas cada semana. Tralará tampoco le va a la zaga y, para un ambiente más relajado, está Cobaxo, ya en el sector Panticosa.

Al margen de las fiestas, los amantes de la gastronomía pueden encontrar su sitio en La Glera, un lugar tan acogedor que solo caben 14 personas, y donde se puede disfrutar en grupo de ricas carnes a la brasa o el potaje montañés, típico de la zona. Por supuesto, merece la pena dejar hueco a los buenos vinos y postres.

Comentarios