domingo 16/1/22
ELECCIONES HISTÓRICAS

Al menos 17 mujeres ocuparán por primera vez un escaño en Arabia Saudí

La candidata Salma bint Hizab al Oteibi se ha convertido en la primera mujer en obtener un escaño en un consejo municipal. La participación de las mujeres en estas elecciones es un hecho histórico en un país ultraconservador que se rige por la sharía

Elecciones en Arabia
Las saudíes votaron por primera vez en el ultraconversador país. | Reuters

Las mujeres fueron las grandes protagonistas de las elecciones municipales celebradas este sábado en Arabia Saudí. Las saudíes participaron por primera vez en unos comicios como candidatas y electoras, pese al recalcitrante conservadurismo de la sociedad saudí que no lo ve con buenos ojos. De hecho, al menos 17 mujeres han hecho historia al lograr un escaño en el reino de acuerdo con los resultados provisionales.

Las elecciones son "un logro histórico para las mujeres saudíes", ha asegurado la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW), aunque por otro lado ha destacado que las autoridades de Arabia Saudí debe resolver los problemas que "hacen difícil a las mujeres participar y progresar para crear una tendencia que facilite nuevas reformas sobre los derechos de la mujer". La población femenina ha votado por primera vez gracias al decreto real de 2011, ratificado por el fallecido rey Abdalá bin Abdelaziz, que permitía a las mujeres participar en las elecciones municipales como candidatas y votantes. Su sucesor, el rey Salman, ha mantenido la medida.

Sin embargo, este hito no ha caminado de la mano de otros avances y el voto femenino aún sigue sometido a numerosas trabas. Para las elecciones de este sábado tan sólo había 130.637 mujeres registradas para ejercer su derecho al voto, una cifra irrisoria en comparación con el número de hombres registrados que ronda 1.300.000. Esta presencia meramente testimonial de la población femenina se debe a la falta de conocimiento sobre el proceso electoral. 

Además, las dificultades de transporte -las mujeres saudíes no tienen permiso para conducir- causaron problemas adicionales en las tareas de registro. A ello se sumaron las limitaciones comunes a todos los candidatos, que no podían emplear ni mezquitas ni edificios públicos, escuelas o centros deportivos para hacer campaña. El uso de logotipos o eslóganes oficiales, símbolos religiosos, históricos o tribales tampoco estuvo permitido.

Otro síntoma de este apertura 'a medias' es el hecho de que las autoridades electorales han impuesto una segregación estricta durante la campaña electoral, y han prohibido a los candidatos dirigirse a miembros del sexo opuesto sin la mediación de un portavoz, lo que es discriminatorio para las mujeres, ya que la mayoría de los votantes son hombres.

Arabia Saudí es uno de los países en los que los derechos de las mujeres están más coartados. Según Amnistía Internacional, las mujeres sufren una "discriminación sistemática en la ley y en la práctica", a pesar de los "pequeños pasos hacia delante" dados, como el que se les haya autorizado a votar.

Comentarios