miércoles 03.06.2020
En el invierno

Mueren atropellados más de 100 renos en Noruega

Cientos de renos han muerto accidentalmente mientras cruzaban las vías del tren para dirigirse a sus nuevos pastos. Dicha catástrofe ha provocado la agitación no solo de los ganaderos sino también de toda la población

Renos atropellados en Noruega.
Renos atropellados en Noruega.

Los renos son animales que habitan normalmente las zonas del norte ya que cuentan con unas cualidades que les permiten sobrevivir al frío invierno. El reno, animal de moda en estas fechas con la proximidad de las navidades, tienen una gran historia pero a su vez en los últimos años se han originado pérdidas de dicho animal ya sea por causas como el clima o por distintos factores externos.

Uno de los principales destinos dónde más catástrofes se producen contra este animal es Noruega. Recientemente han sido atropellados por trenes un total de 106 renos, 41 entre el miércoles y el viernes y 65 el pasado domingo. A pesar de haber sido arrollados de forma accidental, este suceso ha levantado la crítica de los ganaderos, quienes conducen en estas fechas a sus rebaños a los pastizales del invierno.

"Estoy tan furioso que me siento mareado", apuntaba el dueño del rebaño que ha sido atropellado. Si hay algo que caracteriza a los renos es su gran capacidad para correr desde que nacen, incluso llegan a alcanzar los 80 km/h, especialmente si se sienten amenazados o perseguidos por sus depredadores. A pesar de esta características, los animales no pudieron actuar a tiempo. Lo peor tal y como afirmó el documentalista y autor de las fotografías del suceso, Jon Erling Utsi, era ver como los animales que estaban heridos sufrían. Según su testimonio, ver esa escena era una auténtica "pesadilla". 

Ole Henrik Kappfjell, el dueño de los renos, llamo con antelación al  servicio estatal de ferrocarriles Bane NOR, dónde le aseguraron que el tren iría a baja velocidad por la zona en la que estaba previsto que iba a pasar su rebaño, pero el mensaje no llegó al conductor del convoy.

Debido a este suceso, los ganaderos de la zona piden que se tomen medidas como la de aplicar barreras metálicas a lo largo de las vías que permitan evitar el atropello de animales, pero conseguir su financiación es un largo proceso. No es la primera vez que ocurre esto en Noruega puesto que durante el invierno, más de 250.000 renos semidomésticos son conducidos por pastores hacia nuevos terrenos de pasto a través de unas zonas de gran riesgo para estos animales. Según AFP, unos 2.000 renos murieron entre 2013 y 2016.

En el año 2016 también se produjo una gran pérdida de renos en el sur de Noruega, pero al contrario que en esta ocasión, su muerte fue provocada por una tormenta eléctrica. Cientos de renos fueron encontrados muertos por un vigilante del parque natural de Hardangervidda. Tal y como apuntaron las autoridades, se trataba de un total de 323 renos entre los que se incluían tanto adultos como crías. Nunca antes se habían visto unas proporciones tan grandes de renos fallecidos.

renos en Hardangervidda

Hardangervidda, es el área más grande dedicada a la cría del reno salvaje en Noruega, con una población de entre 10.000 y 11.000 ejemplares en 8.130 kilómetros cuadrados. Esta especie habita de forma libre por esta zona.

Los renos en cautividad pueden vivir hasta los 20 años. Son animales fascinantes que suscitan gran interés por sus cualidades, entre las que destacan: son animales que mudan sus patas dependiendo de las estaciones del año, en verano, se tornan suaves y esponjosos para poder atravesar la tundra; en invierno, se encogen y se ponen tensos, dejando ver sus pezuñas, que les permiten avanzar en el hielo y escarbar en busca de alimentos.  Según varias investigaciones pueden ser considerados los únicos mamíferos capaces de detectar la luz ultravioleta, que les permite ver sus alimentos y presas. También destacan sus astas y la vocalización ya que varían dependiendo de si es macho o hembra.

Los renos vivieron más al sur de lo que el mundo cree ya que en el siglo XIX, algunas poblaciones se extendieron al sur de Idaho, uno de los cincuenta estados que componen los Estados Unidos de América. Por causas como la gran cacería que se producía, la pérdida de sus hábitats y los diferentes cambios climáticos, dichos animales regresaron al norte.

Comentarios