Lunes 22.10.2018
ahorro eléctrico

Gestiona bien la energía eléctrica de tu hogar

La situación económica mundial ha impactado, en términos generales, negativamente en los bolsillos de muchos ciudadanos de todo el mundo

Gestiona bien la energía eléctrica de tu hogar.
Gestiona bien la energía eléctrica de tu hogar.

Después de dos crisis económicas de gran envergadura, muchos gobiernos han tenido que tomar una serie de medidas para que la economía de su país se recuperase. México no es una excepción en este sentido. Y es por ello que, pese a que hay una gran cantidad de cosas que no han afectado la calidad de vida de los mexicanos, muchas de las medidas preventivas que se han tomado pueden incomodar a los mismos. El servicio eléctrico, con su coste, puede ser uno de ellos. Es por esto que siempre se recomienda ser prudente y ahorrar con el consumo de energía eléctrica. Existen, pues, muchas maneras de ahorrar a la hora de tener los cfe recibos.

El ahorro eléctrico

Ahorrar electricidad, aunque en un primer momento parezca motivado únicamente por la necesidad personal de gastar menos en ella, tiene también un impacto medioambiental, social y económico importante.

La mayoría de la electricidad del país procede de medios renovables, como lo es la eólica y la hidroeléctrica. De tal modo, el ahorro de la electricidad supone que también está ahorrándose energía renovable, a que se use más eficientemente y está contribuyéndose a que el medioambiente se deteriore significativamente menos. Asimismo, ahorrar energía eléctrica supone también que la calidad del servicio permanezca inalterable, ya que el funcionamiento de las plantas eléctricas se modera más, permitiendo que los distintos dispositivos encargados de gestionar la distribución eléctrica reciban menor impacto de todos los usuarios a la vez.

Ahorrar energía es algo elemental. No sólo bajo la frívola -pero importante- noción del dinero; es una manera de tomar consciencia del lugar que se ocupa en la sociedad y de cómo hacer del mundo un lugar mejor.

El recibo CFE

Para poder ahorrar correctamente la electricidad, lo mejor es empezar haciendo un plan de ahorro energético, es decir, tener en cuenta durante cuánto tiempo se hará uso de la energía eléctrica para determinada actividad, incluyendo mantener encendidas determinadas luces.

Y para poder planificar bien un plan de ahorro energético, lo mejor es saber cómo funciona y qué información tiene elrecibo de luz. Gracias a ello, no sólo puede organizarse mejor cómo se invertirá la luz, sino que también se podrán conocer posibles errores en futuros recibos que puedan tener problemas. En el recibo hay información muy variada, incluyendo cuándo se consumió y detalles específicos de la facturación. Por ello es bueno consultar el recibo, sea con previsiones ahorrativas o no.

Detalles del consumo eléctrico

Es deber del consumidor reclamar cuando la CFE procede de manera incorrecta, por ejemplo: ante incongruencias del consumo con la facturación, o cuando se muestran detalles incorrectos. Pero también es deber del consumidor constatar que determinados servicios estén correctamente administrados. Es decir, no sólo debe tener en cuenta el propio consumo eléctrico, sino si el servicio de la CFE está llegando “completo”, las 24 horas al día y en proporción de voltaje adecuada.
Las únicas excepciones aplican a consumidores que están haciendo uso temporal del servicio y así lo hayan estipulado a la hora de contratarlo.
En cualquier otro caso, un fallo en el sistema debe ser reportado inmediatamente para la mejora en la calidad del mismo. Ser un usuario moroso es un detalle desagradable y poco acogido por empresas públicas y privadas. Es deber del consumidor pagar puntualmente según lo estipulado en su recibo, una vez sepa que todos los detalles anteriormente referenciados están en correcto orden. El funcionamiento de una empresa es retributivo al funcionamiento de sus consumidores.

Tips de ahorro energético

Antes de pensar una mejora del servicio, es importante revisar si no hay determinados electrodomésticos que sobre consuman energía y aumenten su coste. En tal sentido, el primer tip es revisar el consumo de aparatos pequeños. El microondas, el ordenador, los reguladores, entre otros, consumen energía eléctrica perpetuamente. Constata que no estén encendidos demasiado tiempo y recuerda apagarlos al irte a dormir.
El segundo tip es colocar un lapso de tiempo específico a la hora de realizar una actividad cotidiana, como es el caso de cocinar -si la cocina es eléctrica- lavar la ropa o hacer uso de la aspiradora.

Ahorra energía eléctrica y mejora la calidad del servicio. ¡Revisa tus recibos CFE!

Gestiona bien la energía eléctrica de tu hogar

Comentarios