Viernes 14.12.2018
Ayuda para examen de conducir

Ahórrate las prácticas de conducir antes del examen práctico

El examen práctico de conducir no tiene por qué convertirse en un motivo de preocupación para ti y menos ahora que hay métodos tan ingeniosos para ayudar al futuro conductor a minimizar el tiempo de práctica detrás del volante y mientras se prepara para obtener el carnet de conducir

Ahora puedes complementar los recorridos reales de práctica para el examen de conducir con el acceso a vídeos explicativos y recorridos virtuales, así cuando te llegue el día de afrontarlo estarás mucho más seguro y relajado.

¿Qué importancia tiene la preparación para el examen de conducir?

En primer lugar, debemos adquirir los conocimientos básicos en materia de conducción, ya que es ilógico pretender someterse a un examen de este tipo cuando desconocemos, por ejemplo, el uso de los retrovisores, si el uso del cinturón de seguridad es obligatorio, que es el embrague, donde están colocados los pedales de freno, aceleración, etc., siendo temas que al mencionarlos suenan muy lógicos,  pero que necesitan un conocimiento previo.

En segundo lugar tenemos que aprender a sentirnos cómodos dentro del coche, relajados y seguros para minimizar los errores y posibles accidentes, encontrar los mandos y saber cómo utilizarlos, ya que una vez que te familiarizas con todos estos elementos puedes centrar tu atención en conducir.

Recuerda que no solo es conocer tu coche por dentro y por fuera, debes conocer las normas de conducción para no fallar en el examen y tampoco infringir la ley por desconocimiento.

Toda esta preparación te va a permitir llegar al día del examen con menos estrés, más seguridad en ti mismo y con los conocimientos que necesitas para superarlo sin problemas. Si le añades el hecho de que cuentas con el acceso a los vídeos informativos, verás que no solo estas ahorrando tiempo en el aprendizaje, también vas a ahorrarte dinero ya que el precio disminuye al igual que el número de prácticas.  

Tan solo piensa en lo ventajoso que te va a resultar el tener acceso a una guía práctica donde se hable de las distintas maniobras que necesitas dominar para lograr obtener el carnet de conducir y sobre todo el poder contar con recorridos virtuales para conocer las calles por donde vas a pasar cuando realices el examen práctico, esto es sin lugar a dudas muy motivador.

¿Cómo está estructurado el examen?

El Examen Práctico de Conducir consta de tres partes, las comprobaciones previas, la conducción autónoma y la conducción dirigida.

Las comprobaciones previas

Esta parte comienza mediante una serie de preguntas que te hará el examinador, respecto a diversos aspectos relacionados con el coche, como los sistemas, mandos, etc.

La conducción autónoma

Ya dentro del vehículo debes ajustar el asiento, retrovisores y cinturón de seguridad, después el examinador te dará instrucciones generales para que comiences a conducir.

Aquí cobra importancia la atención que hayas prestado a los recorridos de examen previamente realizados, ya que mediante estos obtuviste detalles sobre las calles, todo lo que encuentras en ellas y cómo conducir correctamente.

La conducción dirigida

En esta etapa, el examinador comenzará a darte instrucciones para guiarte por determinados lugares; lo importante en este punto es que estés relajado y atento a todo lo que te indiquen.

No te preocupes ni te pongas nervioso si ves que se te cala el coche en alguna ocasión, es algo que nos ha pasado a todos.

En España más del 60% las personas que deciden obtener el carnet de conducir suspenden tras la primera práctica, siendo esta una de las razones por las que resulta algo caro sacarse el examen de conducir, ya que tienes que añadir unas cuantas prácticas más, algo que para muchas personas es más difícil porque no todos cuentan con el tiempo y el dinero necesario para hacerlo.

Afortunadamente existen servicios innovadores que permiten, a quienes lo deseen o lo necesiten, obtener el carnet de conducir ahorrando tiempo y dinero con el valor añadido de que obtienen el aprendizaje que se requiere para estar detrás del volante con responsabilidad, seguridad y la mejor actitud, a la hora de evitar accidentes.