lunes 09.12.2019
DESPLEGADOS MÁS DE 2.000 POLICÍAS

Despliegue policial inédito para la semana del World Pride

Madrid ha puesto en marcha fuertes medidas de seguridad para la semana del World Pride mientras se prepara para acoger a más de tres millones de personas en la capital. El país se encuentra en alerta 4 de terrorismo 

Celebración del Orgullo.
Celebración del Orgullo.

Ayer viernes arrancó la semana del Orgullo acompañado de un gran despliegue policial que se extiende por toda la capital. Además, la celebración de este año cobra aún más importancia al haber sido elegida Madrid como la capital del World Pride, convirtiendo así este evento en un foco de atención seguido por millones de personas.

Como viene ocurriendo desde meses atrás, España continúa en alerta 4 por lo que se ha promovido un plan de seguridad las 24 horas. Se estima que alrededor de tres millones y medio de personas, acudirán a la celebración del colectivo LGTBI, por lo que el Ayuntamiento de Madrid ha llevado a cabo un amplio despliegue en el que se incluyen unos 2.000 agentes de policía, varias unidades antidisturbios, agentes de paisano, brigadas de caballería y grupos especiales de operaciones de alto riesgo. Estas medidas se llevarán a cabo todo lo que dure la celebración por la libertad sexual, es decir, hasta el próximo 2 de julio.

Además el día 1 de julio, coincidiendo con el gran desfile, más de 1.000 agentes vigilarán el evento con la intención de evitar posibles altercados. El punto de mira se pondrá sobre todo en los conductores de las carrozas para que no se cuele nadie ajeno a los mandos de un vehículo pesado.

A Madrid van a llegar dos millones y medio de personas esta semana, por lo que se han aumentado notablemente el número de agentes respecto a otras ediciones. Durante todas las fiestas, estarán presentes más de 600 agentes antidisturbios a los que se han unido refuerzos de otras secciones de España. En total, habrá unos 15.000 efectivos de seguridad y emergencias. A todos ellos se sumarán los agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana, así como control aéreo con helicópteros y especialistas del Grupo Especial de Operaciones (GEO). Se prevé la vigilancia desde azoteas y desde todos los puntos álgidos de la celebración. La Policía Municipal de Madrid ha suspendido durante estos días las libranzas y los días libres de convenio. Se prevé que los agentes tengan que doblar turnos (con jornadas diarias de hasta 16 horas) para hacer labores de seguridad, de tráfico y de control de masas.

También se va a reforzar el control a los accesos de los espectáculos del Orgullo, entre los que se incluyen los conciertos que van tendrán lugar a lo largo de estos días. A su vez, los cuerpos de seguridad vigilarán a todos los asistentes con controles de mochilas y cacheos corporales a la entrada de los eventos. 

Los barrios donde estará todo el eje de la celebración, Chueca y Malasaña, han sido cerrados al tráfico por lo que no podrá acceder ningún vehículo entre los que se incluyen coches particulares y camiones. Aun así, los servicios de emergencias sí que tendrán posibilidad de acceder en determinadas vías. Se producirán cortes de tráfico, en función de la afluencia de personas, en la Plaza de Pedro Zerolo, la Plaza del Rey, la Puerta del Sol, la Plaza de España y la Plaza de la Independencia, así como calles colindantes.

Las medidas aumentarán sobre todo del 28 de junio al 2 de julio, siendo los días álgidos de la celebración. Por su parte, para tranquilidad de los ciudadanos, el Ayuntamiento de Madrid ha habilitado una web en la que se detallan todas las medidas sobre movilidad que tomará durante la celebración del World Pride 2017. También se ha ampliado la seguridad en las estaciones de trenes y el aeropuerto con exhaustivos controles de fronteras en el aeródromo Adolfo Suarez-Barajas. 

Riesgo de atentado terrorista

Sin embargo, solo en Madrid y alrededores se está pendiente de 200 y 300 objetivos yihadistas potencialmente peligrosos. A esto, se le suma que el pasado viernes la Policía Nacional detuvo a tres yijadistas que se encontraban preparando un atentado para estos días próximos. Según consta en el auto, fechado este viernes, uno de los detenidos, bajo el nombre de Elomari, es considerado por el magistrado como el líder de una célula terrorista investigada en España; siendo esta la persona que habría captado y adoctrinado a los otros dos detenidos. Estos dos últimos han sido puestos en libertad. En la declaración prestada, ante el juez Moreno, Elomari se declaró como miembro de la organización Daesh.

Toda seguridad parece insuficiente, dadas las circustancias en las que se encuentra la capital española.

Comentarios