domingo 13/6/21
Nigeria 87 - España 96

Nigeria saca los colores a una España que sigue viva

Un partido que parecía cómodo se complico hasta el punto de estar por debajo a falta de cuatro minutos. La valentía y el arrojo de los africanos pusieron en demasiados apuros a una España muy frágil tanto en ataque como en defensa. El siguiente partido contra Lituania será vital para la selección

Rubio
Ricky Rubio, anotando una canasta frente a Nigeria. | Twitter

Tan rápido que prácticamente no se puede evitar. A la misma velocidad que Oguchi Chamberlain armaba su brazo para anotar de tres puntos, a los aficionados españoles les llegaba como un rayo a su mente aquel fatídico 31 de julio de 1992. Habían pasado 36 minutos y los nigerianos se ponían por delante 83 a 82. No hubo final triste como aquel día, pero si demasiado sufrimiento si se comparan las dos plantillas. España venció 87 a 96, pero no convenció prácticamente en ningun momento del partido pasado el primer cuarto.

Tras el susto inicial, la policia brasileña estallo unos paquetes en las afueras del estadio, España encadeno sus mejores minutos del partido. El equipo salió con decisión en ataque, algo que se echaba en falta, y pronto adquirió una ventaja importante. Un primer parcial de dos a nueve, pronto se convertía en un siete a 18 y cerraba el cuarto con 11 a 25. Ricky Rubio sobresalió durante el primer cuarto con 7 puntos.

El partido en el Carioca Arena apuntaba a recital español pero los nigerianos aparecieron en el segundo cuarto para no soltar el partido. Los africanos que habían pecado de dar demasiadas facilidades al conceder tiros y a la hora de correr fueron capaces de corregir en defensa y soltarse en ataque. El juego alocado de los africanos pronto encontró el aro y el acierto en el triple les permitió acercarse en el marcador. Un triple de Michael Umeh ponía a los nigerianos a cuatro y metía presión a España que no la volvería a soltar. El veterano Ben Uzoh, ahora en la D-League, lideraba a los suyos con 10 puntos, mientras que por parte de España Gasol con ocho y después con siete puntos Mirotic y Rubio (anclado en los primeros siete puntos de principio de partido).

Una buena salida en defensa de España, con un Rudy Fernández muy acertado dió aire a los españoles, alcanzando los 12 puntos de renta. Pero fue un mero espejismo, el segundo periodo tuvo a un hombre como protagonista, Oguchi Chamberlain o más conocido como "Champ". El último MVP y máximo anotador del Afrobasket hizo 21 puntos en la segunda parte con tiros de todos los colores.

El último cuarto comenzó con España por debajo 66 a 65 y con todas las alarmas. El buen hacer de Felipe Reyes y los destellos de Navarro volvieron a dar la iniciativa a España que la perdió en el 36 y 11 segundo cuando "Champ" marcaba en su casillero 21 puntos con un triple que adelantaba a Nigeria. El final, pese a ser sufrido siguió el guión previsto. España dominó bien desde la defensa donde los nigerianos murieron en el tiro exterior, pese a su impetu en todas las acciones. Al final los tiros libres de Reyes y Rubio dieron la tranquilidad que había faltado en todos los anteriores minutos.

Merito de Nigeria

Se puede mirar con lupa la actuación española pero nadie puede quitarla un ápice de merito a la selección nigeriana. Los africanos siempre estuvieron valientes y dejaron una gran sensación. En apenas cuatro días, han sido capaces de hacer sudar y mucho al campeón y subcampeón europeo pese a tener jugadores de segundo nivel.

Todo ello, pese a las numerosas bajas de sus NBA Festus Ezeli, Aminu, Michael Gbinije (ex de Syracuse) ahora en Detroit y otro de sus bastiones como Lawal (jugador del Barcelona). Frente a las bajas, Will Boigt (entrenador norteamericano) confió en un núcleo duro liderado por Ike (diminutivo de Ikechuwku) Diogu, un ala pívot fuerte que es el décimo máximo anotador del torneo.

El jugador del Ghuanzou chino está acompañado por el veterano Ebi Ere (ya casi de retiro en Puerto Rico) y Oguchi. Entre ambos han absorbido gran parte de los minutos, siempre bien secundados por jugadores fiables como el exNBA Uzoh, Josh Emmanuel Akognom que ha realizado una magnifica temporada en Italia, promediando casi 15 puntos en un equipo puntero (venido a menos está temporada) como el Banco di Sardena. Junto a ellos, otro jugador que está rindiendo a gran nivel es Angy Ogide, jugador que milita en la segunda liga israelita.

En definitiva, muchas bajas para los africanos pero mucho descaro. Hoy apareció Oguchi pero en anteriores partidos lo hizo Diogu o Uzoh. El baloncesto nigeriano, al igual que el africano tiene todavía mucho margen de mejora, pero han demostrado que pueden y saben competir al máximo nivel.

Cara y cruz en España

El partido contra Nigeria dejó más sombras que luces, pero sirvió para que jugadores se encuentren. Rudy Fernández apareció en el tercer cuarto en ataque, Navarro tuvo algún detalle que da algo de esperanza y Ricky Rubio fue vital en los mejores minutos de España. También sobresaliente el papel de Felipe Reyes que parece haber adelantado por la derecha a un Mirotic que en defensa y en el rebote deja las mismas dudas que cuando reinaba en categorias inferiores.

España debe mejorar tanto en defensa como en ataque. Atrás defender mejor el perímetro y en especial cerrar el rebote en ataque, dos partidos perdidos por cerrar mal el rebote en ataque (palmeo frente a Brazil y la canasta de Planinic frente a Croacia). En ataque el equipo mejoró gracias a la aportación coral de casi todos los jugadores, frente a Lituania y Argentina la rotación se reducirá pero se necesitará de la aportación de todos, no solo de Gasol.

En definitiva, un partido que debería haber servido para coger más confianza ha terminado dejando las mismas dudas si no son más. No hay margen de error, o se ganan los dos o no habrá clasificación. Lo bueno de todo, es que lo más factible a día de hoy si se ganan los dos es quedar terceros y evitar a Estados Unidos hasta la final.

Comentarios