lunes 16.12.2019
tanto blancos como tintos

Galicia se hace hueco en el mundo del vino

Con sus 5 denominaciones de origen, Galicia se está abriendo paso dentro del mercado de vinos internacional

Galicia se hace hueco en el mundo del vino.
Galicia se hace hueco en el mundo del vino.

Cuando se habla de Galicia, es imposible no destacar algunas de sus joyas gastronómicas, como los mariscos, la tradicional empanada y muchas otras delicias. También los vinos gallegos tienen su lugar en esta lista, un lugar cada vez más importante tanto entre los propios gallegos como en el resto del planeta, Y es que los vinos gallegos son muy apreciados en todo el mundo, cada día más. Con cinco denominaciones de origen diferentes y 3 I.G.P., hablamos de una tierra que no tiene envidia de la tradición vinícola de otras regiones.

Mucho más que vino de Ribeiro

El Ribeiro es uno de los vinos más antiguos que existen. Ya desde la época romana y los cultivos intensivos de vides que trajeron allá por el siglo I D.C., se intentaron crear variedades que se adaptaran a esta zona, dando como resultado esta joya de fama mundial.

Ribeiro es D.O. desde antes de que aparecieran los Consejos Reguladores, y aunque el más conocido es el elaborado con uva blanca, también existen variedades de tinto que se elaboran bajo esta denominación.

Pero esta es solo una de las Denominaciones de Origen con las que cuenta Galicia. Hay otras cuatro que también se han ganado a pulso aparecer en las listas de vinos a tener en cuenta cuando se busca disfrutar de un gran producto. Y cada una de ellas tiene sus características propias, procedentes del clima y el tipo de suelo en el que se cultivan las viñas.

Monterrei se apoya en variedades clásicas, autóctonas desde hace mucho tiempo en esas zonas. Los conocimientos se han ido pasando de generación en generación y nos encontramos con vinos blancos con destellos dorados, un sabor muy fresco y un toque amargo al final. En el caso de los tintos, también cuentan con un sabor a fruta muy marcado, así como por su aroma.

En el caso de la D.O. Rias Baixas los blancos tienen unos destellos diferentes. Además de los dorados se pueden apreciar también tonos verdosos. El aroma a flores acentúa su sabor, con bastante cuerpo, tanto en el caso de los blancos como de los tintos.

Ribeira Sacra es más de vinos tintos, aunque no quiere decir que no tengan excelentes blancos también. De hecho, junto al vino Ribeiro este es posiblemente el que mayor introducción está teniendo en el mercado internacional, sin desmerecer al resto de denominaciones.

Cierra la lista de vinos gallegos la denominación Rías Baixas, donde le albariño es el más reconocido por todo el mundo. Afrutados y con notas de olor a flores blancas, siempre dejan en la boca un gusto ligeramente ácido que encaja perfectamente con muchos platos.

Motivos para presumir

No hay ninguna duda de que el sello Galicia Calidade está muy bien representado en el apartado de vinos. Estas denominaciones de origen, así como las indicaciones geográficas propias le dan a la provincia una identidad a nivel vitivinícola que está al alcance de muy pocos territorios.

Los vinos gallegos, tanto blancos como tintos, disfrutan de un prestigio a nivel internacional más que merecido. Fruto de siglos de tradición, esfuerzo y un cuidado por los detalles que se pueden ver muy pocas veces. El vino de Galicia está de moda, al igual que los están muchos otros de sus productos, como las empanadas de pulpo, los pimientos de Padrón o el orujo, al que hoy también acompañan deliciosos licores de diferentes variedades. Galicia siempre ha sido una potencia en gastronomía, y los vinos lo confirman con su imparable ascenso.

Comentarios