domingo 08.12.2019
Baja confirmada

Simeone forzó con Oblak y le llevó a estar cuatro meses en el dique seco

El portero llevaba varias semanas con el hombro muy tocado, pero el técnico prefirió no darle descanso porque no confiaba en ninguno de los suplentes

Oblak mostró gestos evidentes de dolor.
Oblak mostró gestos evidentes de dolor.

Todo parecen malas noticias en el Atlético de Madrid en las últimas fechas. El equipo se muestra realmente perdido por los cambios de rumbo que intenta imprimirle su entrenador y la Liga está completamente perdida. No obstante, no conviene despistarse porque el objetivo todavía es la clasificación para la Champions, que en este momento no está ni mucho menos fácil.

Además, todo se complica muchísimo más con la lesión del indiscutible portero titular. Oblak tuvo que abandonar el campo en el minuto 38 al intentar blocar un centro de Pato que finalmente quedó muerto en el área para que Jonathan Dos Santos marcara el segundo tanto del encuentro. El gesto no fue demasiado brusco y normalmente no hubiera acabado con un portero profesional lesionado, pero la situación del rojiblanca ya era delicada y no pudo soportar la tensión del impacto. Después, le trasladaron al hospital porque el hombro izquierdo se le había salido de su sito. Una vez allí confirmaron que tenía una luxación y según apunta la Cope estará entre tres y cuatro meses fuera del terreno de juego.

De esta forma, el guardameta se perderá un sector importante de la Liga, incluido el partido de vuelta contra el Barça y alguna salida complicada como la de San Mamés. Además, tampoco estará en el partido de ida de la Champions frente al Bayer Leverkusen y está por ver que llegue al de vuelta. La Copa del Rey no es lo más preocupante, ya que en principio el esloveno no iba a jugar esta competición, aunque frente a rivales importantes sí podía haber aparecido.

Moreira tendrá que quedarse

Simeone no confía demasiado en Moyá ni en Moreira. De hecho, quería que uno de los dos saliera en el mercado invernal. En principio, su idea era la de confiar en el portugués porque no sabía cómo se iba a recuperar el español de su lesión, pero el ex de Os Belenenses no le convenció durante la ausencia del veterano de 32 años. En esta situación, incluso el portero del filial, Bernabé Barragán puede tener oportunidades de conseguir una cuota importante de protagonismo, a pesar de que tiene 23 años.

En cualquier caso, lo verdaderamente llamativo es que la baja de Oblak se podría haber evitado o al menos reducido, si hubieran sido más conservadores con su tratamiento. El guardameta volvió muy tocado de la concentración de su selección previa al derbi. No podía hacer una serie de movimientos con el brazo sin molestias, pero decidió junto al club que no era el momento ideal para parar.

Todos creyeron que había que forzar para luchar contra el Madrid con todas las armas, a pesar de que los problemas físicos hacían que el portero no mostrara la seguridad de antaño. Además, el resultado contra los blancos no pudo ser más desastroso y a partir de ahí el equipo cayó en picado. Asimismo, la defensa estaba en todo momento más nerviosa que el año pasado porque sabía que el portero no tenía la misma confianza a la hora de salir a por los balones aéreos.  

Comentarios