jueves 17.10.2019
La derrota en Gijon aprieta la cabecera

Rayo Vallecano: Con la misma ilusión de 2011

El conjunto franjirrojo le arrebató el trono al Huesca la pasada jornada y mete la directa a Primera División. Un gol en propia puerta les derrota por primera vez en diez partidos, Cadiz y Huesca al acecho

Raúl de Tomás celebra con sus compañeros uno de sus goles en la presente temporada.
Raúl de Tomás celebra con sus compañeros uno de sus goles en la presente temporada.

El Rayo Vallecano y su afición se encuentran inmersos en un estado de máxima euforia y felicidad. Y no es para menos. Los pupilos de Míchel lograron arrebatar la primera plaza al ‘todopoderoso’ Huesca de Rubi en la última entrega de LaLiga 123 tras vencer por 3-2 al Reus en Vallecas y tras caer el cuadro oscense por 0-2 en El Alcoraz ante el Sporting, próximo rival del conjunto madrileño.

La parroquia franjirroja ha vuelto a recuperar la sonrisa tras la desilusión del año pasado por no haber podido lograr el ansiado retorno a la Primera División. La realidad del equipo madrileño ha cambiado de forma radical y las sensaciones de la temporada 2010/2011, la del último ascenso a la élite del fútbol español, han florecido con mucha fuerza en Vallecas.

En aquella campaña, a estas alturas del campeonato el Rayo era primero con 61 puntos, cuatro más que en el presente curso. Después once años de espera, el cuadro vallecano volvió a la categoría de oro para codearse con los más grandes. Un sueño que llevaba esperando como agua de mayo una afición que sufrió demasiado a lo largo de la dura etapa en la Segunda División B.

Preparados para asaltar El Molinón

Los hombres de Míchel tienen esta jornada un compromiso de altura y de vital importancia en Gijón, donde se medirán al Sporting de Rubén Baraja, cuarto en la tabla con 52 puntos. El cuadro asturiano encadena seis encuentros  sin conocer la derrota, en los que ha cosechado cinco victorias y un empate. El último pinchazo de los pupilos del técnico vallisoletano se dio en el derbi ante el Oviedo (2-1), disputado en el Carlos Tartiere el pasado 4 de febrero; mientras que la última derrota en El Molinón data del 3 de diciembre del pasado año, cuando cayeron derrotados por 0-1 ante el Zaragoza.

El duelo ante el Sporting es crucial para un Rayo Vallecano que quiere continuar en lo más alto de la clasificación de LaLiga 123 y lograr el ansiado ascenso a la categoría de oro. Un triunfo en El Molinón llenaría de confianza a los pupilos de Míchel, que deberán sacar el mayor número de puntos posibles en Vallecas para conseguir el objetivo del retorno. La ilusión se ha apoderado por completo de la familia franjirroja.

Comentarios