lunes 24/1/22
WOLFSBURGO 2-0 REAL MADRID

El Madrid vuelve a su cruda realidad

Un error del colegiado al señalar un penalti inexistente de Casemiro sirvió para multiplicar las dudas en el equipo de Zidane. Los blancos se convirtieron en un mar de dudas y no dieron una a derechas en el resto del partido. Necesitan un milagro en el Bernabéu para pasar a semifinales

Los jugadores del Madrid estuvieron para pocas alegrías
Los jugadores del Madrid estuvieron para pocas alegrías. | UCL

Tras la victoria en 'el Clásico', el Wolfsburgo ha demostrado este miércoles que el Madrid todavía no ha salido de la crisis existencial en la que lleva inmerso toda la temporada. El rival que deparó el sorteo de cuartos parecía el más propicio, pero lo cierto es que el Madrid más inestable de los últimos tiempos es capaz de ganar y de perder contra cualquiera.

Los blancos tienen muchísimas dificultades para presionar de forma ordenada y para crear juego ante defensas estáticas por lo que parece que se encuentra más cómodo contra los equipos grandes. No obstante, no entró mal al partido en Alemania, aunque acusó su extrema fragilidad cuando el árbitro señaló un penalti que solo él vio. El Madrid sufrió la plaga de arbitrajes caseros que se ha propagado en esta ronda de la Champions, pero no hay excusa para un equipo tan grande cuando se enfrenta a un conjunto formado por algunos futbolistas con una calidad muy discutible.

A partir del penalti, al Madrid le faltó orgullo para reponerse de esa situación y también se lamentó de la lesión de Benzema, que dejó al equipo sin más alternativa que Bale. Danilo hizo aguas por la derecha y Cristiano tuvo una noche discretísima en la que falló las oportunidades que tuvo y no paró de quejarse.

Zidane apostó por los mismos hombres que vencieron en 'el Clásico' con la única novedad de Danilo en el lugar de Carvajal. Además, el equipo blanco empezó como terminó en el Camp Nou. Rápidamente se adueño del juego y daba la sensación de que podía resolver la eliminatoria en el partido de ida porque el balón fluía con mucha velocidad. Cristiano marcó un gol que Rocchi le anuló en la primera jugada por un fuera de juego milímétrico y Bale reclamó un penalti por un contacto con Luiz Gustavo que el colegiado no apreció.

Sin embargo, la primera mala noticia para los blancos no tardó en llegar puesto que Benzema quedó tocado por una dura entrada de Naldo. El francés intentó seguir en el campo tras consultar con los médicos, pero al reincorporarse al terreno de juego se encontró con una clara ocasión que no en otra situación no habría desperdiciado. Regateó a Dante con pausa, pero disparó al muñeco ante la salida de Benaglio. En esos minutos, Bale era una auténtica pesadilla para los alemanes, pero en una jugada desgradiazada llegó el primer gol de los locales y el Madrid se vino abajo.

Draxler fue una pesadilla

El colegiado del partido señaló un penalti inexistente de Casemiro sobre Schürrle, cuando en realidad fue el delantero el que chocó contra el centrocampista. Ricardo Rodríguez engañó a Keylor Navas con toda la tranquilidad del mundo y a partir de ese momento el equipo de Zidane se convirtió en un mar de dudas.

De hecho, el segundo gol no tardó en llegar gracias a una diagonal de Draxler, que volvió loco a Danilo durante gran parte del partido. El excompañero de Raúl conectó con Bruno Enrique, el brasileño metió el balón al área y Arnold se anticipó a Sergio Ramos para fusilar a Keylor Navas. Además, el Madrid no despertó en los minutos posteriores y 'los Lobos' disfrutaron de varias opciones de crear peligro, aunque Benzema tuvo una opción clara para reducir diferencias en un cabezazo que mandó al limbo tras un servicio medido de Bale. Además, el '9' pidió el cambio poco después y dejó su sitio a Jesé antes de llegar al descanso.

Asimismo, tras el paso por los vestuarios el Wolfsburgo regaló por completo el balón al equipo español, pero ninguno de los jugadores merengues sabía muy bien lo que tenía que hacer con él y ni siquiera Bale entraba ya en juego. El Madrid estaba espeso y en cada pérdida de balón un solo atacante era capaz de crear un auténtico drama en defensa, aunque Keylor Navas tampoco tuvo que entrar en juego, aunque Schürrle malgastó una contra clara al enviar el balón por encima de la portería, cuando tenía muchas opciones de marcar.

El Madrid caía en una monotonía muy peligrosa cuando tenía la posesión del balón y por eso Zidane decidió cambiar a Modric por Isco. El malagueño entró con muchas ganas y metió un gran pase en profundidad a Cristiano, pero el luso la cruzó demasiado ante la salida del cancerbero. Por último, el Wolfsburgo aguantó muy bien en los minutos finales y ni siquiera concedió ni una ocasión clara en los últimos minutos, cuando quedaba claro que su única intención era mantener el resultado.

WOLFSBURGO: Benaglio; Rodríguez, Dante, Naldo, Vieirinha, L. Gustavo, Guilavogui, Draxler (Schafer, min.93), Henrique (Träsch, min.80), Arnold y Schürrle (Kruse, min.85).

REAL MADRID: Keylor Navas; Danilo, Pepe, Ramos, Marcelo; Modric (Isco, min.64), Casemiro, Kroos (James, min.85); Bale, Benzema (Jesé, min.40) y Cristiano.

Goles

1 - 0, min.18, Rodrigues, de penalti.

2 - 0, min.25, Arnold.

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó con tarjeta amarilla a Vieirinha (min.19), Benaglio (min.55), Luiz Gustavo (min.61) y Arnold (min.70) en el Wolfsburgo y a Bale (min.70) en el Real Madrid.

Comentarios