sábado 14.12.2019
Mercado

Klopp y su español ‘nivel medio’

El ‘simpático’ entrenador alemán  se recoloca en la lucha por el banquillo blanco

El todavía entrenador del Borrussia Dortmund, Jurgen Klopp. | GTRES
El todavía entrenador del Borrussia Dortmund, Jurgen Klopp. | GTRES

El Santiago Bernabéu fue escenario este jueves de una de las goleadas más amargas que se recuerdan. El Madrid le endosó siete goles al Getafe, pero en el aire todavía quedaba aroma a fracaso. Además, los problemas internos quedaron más patentes que nunca, puesto que las posibles salidas flotaban en el ambiente.

El día que Xavi se despidió del Camp Nou, Ancelotti y Casillas pudieron vivir su último partido como protagonistas sin ningún tipo fiesta de por medio. El partido era solo un trámite incómodo, pero un misterioso protagonista quiso buscarle la utilidad al encuentro. Para ello, repartió encuestas entre los socios en los aledaños del estadio para conocer su opinión acerca de la gestión de Florentino y de los posibles fichajes y salidas de este verano. Ningún medio reconoce la autoría del estudio y este trabajo recuerda a alguno que la directa y los candidatos a la presidencia culé montaron hace meses en el Camp Nou.

En la encuesta se tocaban muchos palos, pero el más importante era el de la elección del entrenador,  por la urgencia de la decisión. Todo apunta a que Ancelotti será despedido esta misma semana, por mucho que Cristiano Ronaldo y la mayoría del vestuario le defienda públicamente. Dan la cara por él como buenos profesionales, pero si ponen a otro no harán ningún motín en un año en el que no se ha ganado nada.

Ante esta situación, Florentino no dudaría en fichar a Löw si estuviese en el mercado, pero no es el caso. Por eso, la cúpula blanca solo puede elegir entre Benítez, Klopp y varias opciones de perfil bajo que no terminan de convencer. Sin embargo, el entrenador criado en la ‘Casa Blanca’ nunca tuvo buenas relaciones con el presidente merengue. Ya rechazó el puesto en dos ocasiones y si se lo ofrecen en una tercera será sin demasiada convicción.

El estilo del ex del Liverpool no gusta demasiado. Asimismo, Florentino busca perpetuarse en su sillón sin sobresaltos y fichará a un entrenador que sea su perfecto pararrayos. Ya aprendió con Queiroz, López Caro y compañía que lo mejor es apostar por entrenadores consagrados que atraigan todas las miradas. Así, si las cosas vienen mal dadas, nadie se acordará de girarse hacia el palco. Benítez de entrada no le garantiza eso porque no es un fichaje que agrade a la masa.

¿El idioma es realmente una barrera?

Un grupo muy numeroso quiere la continuidad de Ancelotti, pero ni siquiera la mitad del público está con el italiano, según las encuestas. En cambio, si no se incluye al actual técnico en las votaciones, Klopp tiene el apoyo de la gran mayoría. Tiene nombre y carácter, con lo que su fichaje suena a éxito garantizado. El alemán es algo más simpático que Mourinho con la prensa y tiene la fama de duro que busca parte de la dirección blanca, cansada de la eterna mano izquierda  de Carletto.

No obstante, Jürgen Klopp cuenta con una gran barrera para ser entrenador del Real Madrid. El todavía entrenador del Borussia Dortmund tiene un ‘nivel medio’ de castellano, como el inglés de los currículums de la mayoría de los españoles que no entienden ni papa de la lengua de Shakespeare.

De hecho, fue el mismo quien hace unos meses se descartó para entrenar en la Liga. “Si alguna vez dejo Alemania, el único país en el que entrenaré será Inglaterra porque para trabajar en otro país hay que conocer el idioma y solo conozco el inglés y el alemán”, aseguró en rueda de prensa, aunque con la lengua que se habla en la Premier también ha protagonizado algún lío gracioso ante la prensa.

En cualquier caso, Jürgen es un tío echado para adelante y tiró de sentido del humor cuando los periodistas alemanes le preguntaron por si estaba estudiando español, para entrenar el año próximo al Real Madrid. “Una cerveza, por favor”, dijo el crack de los banquillos, para dar a entender que sabía lo mismo que cualquier veraneante germano sin mucha experiencia en las playas de Baleares.

En cambio, antes de afrontar su segunda eliminatoria en el Bernabéu, Klopp ya se atrevió con otras palabrejas en castellano. “Lo digo en español, vamos a tener cojones. Es la única palabra que conozco en español, qué barbaridad. Te quiero, también", bromeó.

Queda claro que Klopp necesitaría un traductor delante de los medios y que su pensamiento sobre entrenar en España puede cambiar en el momento en el que aparezca el Real Madrid con su dinero y con un proyecto ilusionante. Además, David Moyes y Marcelo Bielsa demuestran que no es imprescindible ser bilingüe para conseguir resultados en otros países. Van Gaal ya se sirvió de Mourinho en su primer año en Barcelona cuando no hablaba del todo bien. Este verano Klopp podría aprender las cuatro palabras motivacionales para entenderse con los jugadores, el caso es que él quiera y sobre todo que Florentino esté definitivamente por la labor de contratar a un míster al que despreció antes de tiempo en una eliminatoria odiosa para el recuerdo de los madridistas.

Comentarios