sábado 04.07.2020
Moncloa reactiva unos usos de aviones de Defensa que criticó al PP

Puig pidió cita a Sánchez tras saber su vuelo en avión oficial a un concierto en Castellón

La reactivación del uso de aviones de Defensa para fines privados por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha desatado las críticas de la oposición. Cuando planificó su vuelo a Castellón no había ningún encuentro previsto con el presdiente valenciano, su fin era un concierto de The Killers

Pedro Sánchez y su esposa en el concierto de The Killers
Pedro Sánchez y su esposa en el concierto de The Killers

El reciente vuelo a Castellón en un avión del ministerio de Defensa adscrito a los vuelos oficiales del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para asistir al Festival Internacional de Benicássim ha originado una fuerte polémica. Moncloa alega que se produjo un encuentro en Castellón entre el presidente del Gobierno y el presidente valenciano, Ximo Puig. De este modo, se intenta dar una explicación oficial a este viaje. 

Sin embargo, fuentes conocedora de este encuentro, desmontan este escenario: el encuentro entre Puig y Sánchez se cerró a petición del presidente valenciano cuando éste se enteró de que Sánchez iba a visitar su tierra para acudir al Festival de Benicássim, al que anteriormente acudió año tras año. Por tanto, según estas fuentes, Sánchez no había organizado el viaje para ver a Puig sino para acudir con su esposa al festival de Benicássim. Por esta razón no hubo explicación alguna de lo tratado en el encuentro Sánchez-Puig.

El presidente valenciano aprovechó el viaje festivalero de Sánchez para agilizar la agenda de su encuentro con él, dado que está en puertas de someterse al estado de la región, y los compromisos presidenciales no le permitían formalizar ese encuentro con antelación. Su tuit ralifica la versión obtenida por este diario: lo califica de "encuentro informal", es decir, no oficial.

Por tanto, no se consideró tal encuentro con Puig cuando se planificó días atrás en Moncloa la necesidad de hacer volar un avión que, consumos aparte, supone utilizar medios adicionales como plantilla de Defensa, desplazamientos de escoltas etc.

Unos gastos por los que la oposición pedirá una rendición de cuentas por entender que el avión presidencial, el español air force one, no debe cubrir viajes a conciertos. Este diario solicitó ayer sin éxito la versión de Moncloa.

Este uso de de aviones oficiales ha causado estupor en socialistas veteranos que recuerdan como este partido fustigó al Gobierno del PP con Jose María Aznar por supuestos abusos en el uso de los aviones oficiales, en ocasiones justificados en la necesidad de acudir a programas de televisión. Zapatero también fue criticado por utilizarlos para acudir a mítines del PSOE.

Puig pidió cita a Sánchez tras saber su vuelo en avión oficial a un concierto en Castellón