miércoles 22.01.2020
SE REVISARáN UN CENTENAR DE CASOS

La Justicia española vuelve a enfrentarse a Europa por ETA

El acuerdo aprobado por el Tribunal Supremo de no descontar a los presos españoles condenas cumplidas en otros países no se amolda a lo que pide la Comisión Europea

imagen de ETA. | Gtres.
imagen de ETA. | Gtres.

La última decisión del Tribunal Supremo obligará a revisar los casos de unos ochenta presos etarras, tras el acuerdo aprobado que fija que, por norma general, las condenas cumplidas en Francia o en cualquier otro país de la Unión Europea no se restarán a las impuestas en España.

Esta medida se ha aprobado en la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo al desestimar el recurso histórico de Kepa Pikabea Ugalde contra la negativa de la Audiencia Nacional (por nueve votos frente a seis) de descontarle una condena de 10 años cumplida en Francia. Pero no será el único afectado de esta nueva decisión que también repercutirá en los presos etarras que han cumplido parte de su condena en cárceles francesas.

Francisco Múgica Garmendia, 'Pakito'; Santiago Arrospide Sarasola, 'Santi Potros'; Rafael Caride Simón y Alberto Plazaola Anduaga, los cuatro históricos etarras que quedaron en libertad el pasado 4 de diciembre, podrán verse obligados a volver a entrar a prisión al habérseles descontado los años pasados en Francia.

La Unión Europea obliga a “tener en cuenta las condenas extranjeras”

El pasado junio la Unión Europea emitió un informe por el que existe una obligación de “tener en cuenta las condenas extranjeras, que deben ejercitarse de conformidad con el Derecho Nacional”. En el informe se mostraba favorable a que los Estados establezcan requisitos adicionales siempre y cuando fuesen “proporcionales” a los objetivos de la Decisión Marco.

Además, la Comisión Europea criticó la tardanza de más de tres años de seis Estados miembros, entre los que se encuentra España, de transponer sus obligaciones derivadas de la Decisión Marco. "La aplicación de la Decisión Marco se ve obstaculizada por el hecho de que seis Estados miembro aún no han cumplido sus obligaciones en virtud de la misma", expone el informe.

Discrepancias en el País Vasco

Como era de esperar, esta decisión ha causado malestar en determinados partidos políticos y colectivos del País Vasco. Etxerat, la asociación de familiares y allegados de presos de ETA, ha considerado “ilegal” la decisión adoptada por el Tribunal Supremo, de no computar los años de pena cumplidos por los presos de ETA en prisiones fuera de España. Además, creen que la detención, el pasado lunes, de los abogados de presos de ETA es una “jugada maquiavélica” para que no pudieran denunciar esta “aberración”. "Sabían que iban a cometer un atropello, una aberración jurídica contra el derecho, contra Europa y contra sus leyes y, por eso, primero, han detenido a los abogados, para que nadie pueda denunciarlo" ha declarado la asociación.

Por otra parte, Eusko Alkartasuna, afirma que “el Estado español incumple la legislación europea con el objetivo de obstaculizar la paz y la normalización de Euskal Herria”. El partido vasco acusa al Estado de actuar de manera irresponsable y “contra el deseo de la sociedad vasca de lograr la ansiada paz total”

Julen Arzuaga, parlamentario de EH Bildu, se ha atrevido a predecir que la decisión de no computar las penas cumplidas en Francia tendrá un final parecido al de la Doctrina Parot, ya que ha destacado que ambos casos tienen similitudes con la “aplicación de medidas contrarias a los derechos de los presos de aplicar condenas de manera retroactiva”

Comentarios