lunes 16.12.2019

Condenado un funcionario de prisiones a 3 años por abusos y vejaciones a reas

Sevilla, 21 may (EFE).- La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a tres años de cárcel y al pago de una multa de 3.960 euros a un funcionario de la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra por abusar sexualmente de una interna y vejar tanto a esta como a otra reclusa.,En la sentencia, fechada el día 18 de mayo y remitida por el TSJA, la Audiencia condena al acusado a dos años de prisión y cuatro años y seis meses de inhabilitación para empleo o cargo público por dos d

Sevilla, 21 may (EFE).- La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a tres años de cárcel y al pago de una multa de 3.960 euros a un funcionario de la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra por abusar sexualmente de una interna y vejar tanto a esta como a otra reclusa.

En la sentencia, fechada el día 18 de mayo y remitida por el TSJA, la Audiencia condena al acusado a dos años de prisión y cuatro años y seis meses de inhabilitación para empleo o cargo público por dos delitos contra la integridad moral; a un año de cárcel y seis años de inhabilitación absoluta por un delito de actividad prohibida a funcionario, y al pago de una multa de 3.960 euros por un delito de abuso sexual.

Asimismo, el acusado, L.F., deberá indemnizar con 2.500 euros y 1.000 euros, respectivamente, a las dos víctimas, siendo responsable subsidiaria la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

El tribunal absuelve al acusado de tres delitos contra la integridad moral por los que también fue enjuiciado.

El acusado estuvo destinado en la prisión de mujeres de Alcalá de Guadaíra desde el 11 de octubre de 2012 hasta el 5 de julio de 2014, cuando causó baja médica y desde el 19 de noviembre de 2014 está suspendido provisionalmente por un expediente disciplinario.

Durante el tiempo en que trabajó en esta prisión, ejerció distintas funciones "que le permitían el contacto con las internas" pese a que "a partir del 1 de marzo de 2014 su destino le restringía el acceso a las mismas, lo que no fue impedimento para el contacto con ellas", ya que "desobedeció las órdenes cambiando el servicio con sus compañeros o incluso abandonando el puesto encomendado".

En relación a una de las víctimas, la Audiencia indica que el acusado le exhibió un vídeo de contenido sexual en su móvil, a lo que se suma que, "tras interceptarle una carta en la que aparecían dibujos de tipo erótico, al devolvérsela" en el módulo "le dijo que estaría dispuesto a dejarse hacer una felación por ella y acto seguido, en dicho lugar, le intentó besar, defendiéndose la interna dándole un bofetón".

También considera probado que entre enero y marzo de 2014, el acusado, "en dos ocasiones, se metió en la ducha mientras dicha reclusa estaba en ella desnuda, "abandonando el lugar tras los gritos de la interna", y en dos ocasiones "tocó los glúteos" de esta mujer, lo que "originó intranquilidad y desasosiego en ella".

La Audiencia remarca que todos estos hechos "se han visto acompañados de otros comportamientos del acusado" que dieron lugar a la apertura de un expediente disciplinario por el que fue suspendido temporalmente.

Tanto la directora de la prisión como tres de las víctimas declararon en el juicio y ratificaron los hechos denunciados. EFE

1003672

Comentarios