jueves 27/1/22

Resaca tras el día 'D'. Barcelona está de luto

Aún quedan algunos familiares en el aeropuerto de El Prat, "pocos", aseguran. Mientras, las banderas ondean a media asta y los Mossos terminan la recogida de muestras de ADN 

Banderas-BCN

La mayoría de los familiares y amigos del avión de Germanwings siniestrado este martes en los Alpes franceses han abandonado el bloque técnico del aeropuerto de El Prat donde estaban recibiendo apoyo psicológico. El aeropuerto vuelve a la calma. Los mostradores de la compañía alemana, filial de Lufthansa, no esperan ningún vuelo. La terminal se llena de periodistas, cámaras y micrófonos sin nada que contar más que todo vuelve a la normalidad. 

En el bloque técnico la prensa ya se ha esfumado. Los guardas de la garita de seguridad aseguran que no saben si queda algún familiar dentro, pero miran hacia el suelo para evitar dar información. “No sabemos”, repiten. Pero desde los Mossos d'Esquadra aseguran a este periódico que aún quedan algunos familiares en el aeropuerto, no quieren informar sobre cuántos, se limitan a decir "pocos".

Xavier Porcuna, el intendente portavoz de los Mosos asegura que la policía científica se ha desplazado al Hotel Don Jaime de Castelldefels para seguir realizando muestras de ADN, concretamente saliva, a los familiares de víctimas que están llegando a Barcelona. "El objetivo es que se realicen rápido las muestras a todas las familias que están llegando a Cataluña", asegura Porcuna. Varios agentes judiciales se han desplazado a los domicilios de las víctimas, en Olot, Girona o Castelldefels, para agilizar el muestreo genético. En total, los mossos han contabilizado 48 víctimas con familiares en la comunidad catalana, independientemente de las distintas nacionalidades que tengan. 

Los Mossos han descartado la propuesta de trasladar a los familiares a Francia, como han hecho las autoridades alemanas: "No queremos victimizarlas haciéndoles ir a un lugar donde el operativo es complejo y el muestreo se demoraría". Sin embargo, este martes la respuesta era otra: "El accidente no ha ocurrido en territorio catalán, así que los esfuerzos se centran en atender a los familiares en el aeropuerto".

La policía catalana ha abierto por otro lado, diligencias para investigar 17 perfiles de Twitter que han escrito 24 tuit que pueden constituir un delito de odio y discriminación.

Mientras en el bloque técnico donde permanecen "pocas familias", dos agentes vigilan la entrada, en el interior aún hay varias ambulancias. Sin embargo los furgones de los Mossos d’Escuadra abandonaban a las 10:37 de la mañana la entrada del bloque C de la terminal. Ya sólo quedan dos coches de la policía catalana en contraste con los más de diez que había el día anterior. 

En el interior de la terminal aún hay varios agentes más centrados en vigilar el aluvión de cámaras que porque en sí suceda algo. El aeropuerto se ha quedado en la anécdota de los viajeros que esperan a coger su vuelo. Los vuelos de Germanwings llaman la atención en los paneles de horarios. No se espera ninguno hasta las 13:20 que salga el primero hacia Hamburgo.

Mostradores de Germanwings en El Prat. | ED

Continúa lloviendo en la cuidad condal, ya agotada tras el macabro día. Con las banderas a media asta en señal de luto, la noticia se ha trasladado a los alpes franceses donde esta mañana han vuelto a reanudar las labores de búsqueda. En España ya no se puede hacer más. Barcelona ya sólo está de luto. 

Comentarios