lunes 29/11/21
FOMENTO RETIENE EL BARCO DE LA ONG Y ANUNCIA MULTAS

Morenés: "la Armada cumplió con su deber" en su encontronazo con Greenpeace

Unidad de acción del Estado en aguas -internacionales- cercanas a Canarias, relacionado con las prospecciones petrolíferas de Repsol: Defensa protege la actuación de la Armada, Fomento sanciona a Greenpeace

Barco-Greenpeace

Ministro de Defensa: "la Armada cumplió con su deber para evitar la comision de hechos presumiblemente delictivos mediante el uso proporcionado de la fuerza". Ésta ha sido la explicación de Pedro Morenés este miércoles en el Congreso, a pregunta oral formulada por el Grupo Socialista, sobre el encontronazo del pasado sábado en aguas internacionales cercanas a Canarias donde Repsol ha comenzado prospecciones petrolíferas. El balance fue de tres heridos de la ONG, entre ellos una activista caída al agua con fractura de tibia.

La diputada socialista Patricia Hernández ha preguntado al ministro cuál de las misiones, que la Constitución y la Ley Orgánica de la Defensa Nacional otorgan a las Fuerzas Armadas, ampara a la Armada para "reprimir protestas pacíficas con medidas desproporcionadas".

"El ejército no está para defender los intereses de una multinacional del petróleo, mucho menos poniendo en riesgo la integridad de civiles desarmados", acusó la diputada, y criticó que se quiera convertir a ecologistas en terribles piratas. "Hay tres heridos, las imagenes dan cuenta de la agresividad desproporcionada contra civiles desarmados", señaló.

El ministro ha respondido con una contundencia imprevista: "entre demagogia y defensa del Estado de derecho ha elegido usted la primera". Para Morenés, "la Armada estaba allí cumpliendo órdenes en su condición legal de agente de la autoridad, para que se vaya enterando", y en su opinión "ejercía funciones contempladas por la ley y por los convenios internacionales suscritos por España".

El ministro de Defensa ha reiterado que Greenpeace ignoró las advertencias y la zona de exclusión de una milla alrededor del buque de Repsol, al que, afirma, "intentó abordar por la fuerza".

En cuanto al incidente de la caida a la mar de la activista italiana después de que una lancha de la Armada embistiera otra de Greenpeace, "fue rescatada, atendida y evacuada por la Armada española", mismo mensaje de la primera nota de prensa que difundió el sábado el Ministerio sobre los hechos.

Marina Mercante arresta el barco de la ONG

Por otra parte, Greenpeace ha informado en un comunicado de que su barco Arctic Sunrise ha sido retenido en el puerto de Arrecife, en Lanzarote, obligado por el Gobierno como medida cautelar hasta que la organización ecologista deposite un aval por valor de 50.000 euros. Funcionarios del Ministerio de Fomento comunicaron en la tarde del martes al capitán Joel David Stewart, del barco Arctic Sunrise de Greenpeace, que el ministerio ha iniciado un procedimiento sancionador contra dicho capitán por una supuesta “infracción contra la ordenación del tráfico marítimo”, hechos tipificados como infracción muy grave en el Art. 308 de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante y que pueden ser sancionados con multa de hasta 300.000 €.

Al mismo tiempo que se incoa el expediente sancionador, la Dirección General de la Marina Mercante, dependiente del Ministerio de Fomento, ha comunicado al capitán la retención del buque como medida cautelar hasta que los expedientados designen domicilio en España a efectos de notificaciones y constituyan aval o garantía suficiente por valor de 50.000 €.

Greenpeace va a recurrir esta medida por considerarla totalmente desproporcionada. Considera que detrás de esta medida se quiere esconder la también desproporcionada actuación de la Armada que embistió a las lanchas de la organización mientras realizaban una acción pacífica, tal y como se pude ver el vídeo de los hechos.

“La detención del barco es un atropello al derecho a defender el medio ambiente como lo ha sido el abordaje a nuestras lanchas por la Armada”, ha declarado Mario Rodríguez, director de Greenpeace en España. “No vamos a aceptarlo y repetimos que no nos van a callar, ni con multas millonarias, ni con embestidas violentas, ni con amenazas. Y nos preguntamos qué intereses  tiene el Gobierno para desplegar toda su fuerza en defensa de los intereses de Repsol y en contra de una organización ecologista que está trasladando la voz de millones de personas que se oponen a las prospecciones de petróleo en Canarias”.

Comentarios