martes 26/10/21
REVALORIZACIÓN DE MÁS DE 21.000 MILLONES

Las empresas de armamento reinan en bolsa desde los atentados de París

Las grandes del sector se han revalorizado en más 21.000 millones gracias a que han subido de media casi un 10% desde los atentados en Francia. La cifra que contrasta con los raquíticos datos de las bolsas mundiales y las pérdidas que arrastraban algunas de ellas en años anteriores

Cazas
Cazas dispuestos en una base aérea. | EP

Los gigantes armamentísticos mundiales se han convertido en valor seguro para los grandes inversores. Los sobrecogedores atentados de París el 13 de noviembre y las posteriores reacciones permitieron a las empresas iniciar un rally que aún no ha terminado. Desde entonces, las grandes del sector se han disparado de media casi un 10% lo que les ha permitido revalorizarse en más de 21.700 millones de euros. La cifra contrasta con los raquíticos datos de las bolsas mundiales, con casi todas ellas en negativo desde entonces.

“Esta guerra afecta a todo el mundo, no solo a Francia”, las reacciones del Gobierno francés a los sobrecogedores atentados inició el rally alcista. En aquel momento, las grandes empresas mundiales se dispararon: Lockheed Martin +3,52%, BAE Systems +4,45%, Raytheon +4% o Northrop Grumman +4,4%. Pero la que más despegó aquellos días fue la francesa Thales superando el 7%.

Los analistas señalaron que eran subidas puntuales. Bloomberg explicó que “eran subidas normales en el corto plazo, pero que no se alargarían más allá”.

Tras más de cuatro meses las compañías siguen al alza e incluso algunas como Thales (+16%), BAE Systems (+15%), Northrop Grumman (+9%) o Honeywell (+12%) han duplicado esos porcentajes. Mientras, las grandes bolsas mundiales apenas han podido alcanzar el valor positivo: el Eurostoxx ha perdido un 10%, el Nasdaq ha caído un 3%, el Ibex 35 se ha desplomado un 12% y los que se encuentran en positivo como el Dow Jones o el S&P 500 apenas llegan al 1%.

Además, rompen con una tendencia bajista en los últimos años. El Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (también conocido como SIPRI por sus siglas en inglés) ha anotado que en los últimos años el volumen del mercado de armas ha caído. La caída ha sido hasta 2014, año en el que ha habido más conflictos armados desde que se iniciara el nuevo siglo, según el SIPRI.

La tendencia de 2014 ha crecido en 2015 y es más que probable que se multiplique en 2016, ya que cada vez son más los países que se unen a la guerra contra el Daesh. Son varios los países que ya se han adherido al ataque, el último Bélgica. Curiosamente, la decisión (parece que forzada por los atentados de Bruselas) se ha tomado pocos días después de que Rusia anunciase que reduciría sus ataques.

Las más beneficiadas son las europeas

La francesa Thales y la británica BAE Systems figuran entre las que más han crecido en bolsa en estos cuatro meses, un 16,6% y un 15% respectivamente. Ese incremento les ha permitido ganar una capitalización superior a los 2.000 millones de euros a cada una de ellas. Asimismo, han sido las únicas del sector en aguantar las caídas de todas las bolsas durante la semana. En concreto, la francesa se ha disparado un 4,32% y la británica ha subido cerca de un 2%, mientras que las bolsas perdían por encima del dos y el tres por ciento en la semana. 

La empresa gala, que figura entre las diez contratistas de defensa más grandes del mundo, está especializada en el sector aeroespacial y la defensa. El propio estado francés figura entre sus propietarios y un 63% de sus ingresos provienen del ámbito militar.

Por su parte, BAE Systems es una de las compañías que más máquinas de guerra genera en el mundo. La británica fabrica desde aviones de combate como el Eurofighter Typoon (parcialmente), el Parnavia Tornado o el Harrier II a vehículos blindados o fusiles de asalto como el SA80-L85. También trabaja en el “Sistema avanzado de Armamento” de la Armada de Estados Unidos.

Empresas en EEUU

Las otras grandes beneficiadas son las grandes firmas norteamericanas. Entre ellas, destaca Honeywell. La especialista en el sector aeroespacial se ha revalorizado un 12%, su capitalización ha crecido en más de 9.000 millones. Otra de las grandes beneficiadas, es la mayor empresa armamentística mundial: Lockheed Martin que se ha revalorizado en más de 3.000 millones. Se trata de una empresa especializada en la guerra global y ingresa tres de cada cuatro euros por venta de armamento militar. Lockheed ha construido para el Gobierno de EE.UU algunos de los productos estrella de su ejercito como el caza F-22, discutido por sus enormes costes.

Northrop se ha revalorizado en más de 3.000 millones de dólares. La firma es la creadora de uno de los aviones más mortíferos del mundo, el bombardero B-2 Spirit, famoso por su diseño casi iocalizable spara los radares. Cada avión tiene un coste superior a los 2.400 millones de dólares y ha sido muy utilizado en países como Iraq o Afganistán.

La compañía más antigua de material armamentístico, Raytheon, se ha revalorizado en más de 1.800 millones de dólares. Se creó en 1922 y ya suministraba materiales bélicos durante la II Guerra Mundial, gracias a su desarrollo de creación de ondas a través del Magnetrón. Además, la firma fue la primera en utilizar misiles guiados. Ahora, uno de sus departamentos más destacado es el que tiene en Tucson (Arizona), encargado de crear y desarrollar misiles guiados.

Las empresas aéreas las más castigadas

Entre las otras grandes empresas armamentísticas, las que tienen su negocio más relacionado con el sector aéreo han sido las menos favorecidas. Boeing o EADS registran ligeras caídas desde que se produjeran los atentados de París, se debe a que una parte de su negocio está muy ligado al sector turístico aéreo.

Igual ocurre a la española Airbus Millitary que experimentó una fuerte subida a mediados de noviembre, pero su acción ahora se encuentra por debajo. Al igual que le ocurre a las anteriores, se ha visto arrastrada por la fuerte caída que han experimentado las firmas aéreas. Las grandes aerolíneas fueron las más castigadas tras los atentados de París al igual que ha ocurrido esta vez.

Comentarios