PARA AVENTUREROS

El Camino de Santiago sobre 2 ruedas

Cada año miles de personas preparan la mochila, se atan fuerte las zapatillas y se aventuran a recorrer la ruta más antigua, más concurrida y más celebrada de Europa

El Camino de Santiago sobre 2 ruedas

El Camino de Santiago o peregrinación de Santiago de Compostela es una peregrinación católica de origen medieval cuyo propósito es llegar a la tumba atribuida al apóstol Santiago el Mayor, situada en la cripta de la catedral de Santiago de Compostela en Galicia. Hay muchas maneras de realizar el camino, la mayoría de las personas lo ejecutan a pie, pero hacerlo a caballo o en bicicleta es otra de las opciones de recorrerlo.

Seguramente, para los amantes del deporte y sobre todo del ciclismo, la bicicleta es el transporte perfecto para esta apasionada aventura. Pero ¡ojo! no se trata de coger la bicicleta y aventurarse a esta preciosa ruta a lo loco, hay que estar preparado físicamente y hasta el propio viaje hemos de prepararlo y planificarlo con bastante antelación.

Detalles a tener en cuenta de “nuestro” Camino de Santiago

Lo primero que debemos de tener claro es en qué época queremos hacerlo, ya que podemos recorrerlo durante todo el año. Aunque la mayor afluencia de peregrinos en el camino, es en el mes de Julio, puesto que el día 25 de dicho mes es el día de Santiago Apóstol, con lo que llegar a la Catedral ese día, tiene un sentido especial y por eso es elegido por muchos peregrinos por su valor simbólico. Los meses ideales para realizar el Camino en bicicleta son Abril, Mayo, Junio y Septiembre, la altas temperaturas de verano y las bajas de invierno son un factor muy importante a tener en cuenta. Lo segundo es saber desde qué punto queremos partir y de cuánto tiempo disponemos para recorrerlo, según el tiempo que poseamos las etapas diarias serán más o menos largas, aunque al hacerlo en bicicleta se suele recorrer más que a pie diariamente. Si lo hacemos sobre ruedas se aconseja no recorrer más de 80 kilómetros por día. Los Caminos más idóneos para los ciclistas son, el Camino Francés que trata de comenzar en Roncesvalles y finalizarlo en Santiago de Compostela, un total de 764 km y 1.157 metros de ascenso llenos de aventura y emoción. El camino Portugués, que consta de 620 km iniciados en tierras lusas. 

El Camino del Norte que recorre toda la costa peninsular de este a oeste y trata de un total de 824 kilómetros. La Vía de la Plata que es una de las más duras que se inicia en el sur de España, recorriendo para llegar a nuestro destino un total de 960 km. También podemos realizar la Fisterra-Muxía de 120 km, el Camino Primitivo de 313 km, el Camino de Invierno de 263 km, el Camino Sanabrés de 369 km y el Camino Inglés de 119 km. Dicho esto podemos tener una pequeña orientación de qué Camino nos gustaría recorrer, dependiendo del tiempo del que disponemos, nuestro nivel físico o incluso si vamos con amigos o en familia.

Confiar en profesionales para planificar nuestro viaje es lo más cómodo y aconsejable.

Para los ciclistas que hagamos el Camino, sea la primera vez o no, aconsejamos confiar en manos de profesionales para la planificación de nuestro viaje. Un alto porcentaje de peregrinos ya lo hacen y la mayoría contratan los servicios de Pilgrim. Transporte de mochilas, alquiler de bicicletas, parking, consignas de mochilas y bicicletas, envío nacional de bicicletas, colada peregrina, duchas en Santiago, envio de maletas,lavadero y puesta a punto de bicicletas, incluso wifi son algunos de sus servicios. Aparte de estas prestaciones, Pilgrim nos ofrece gestionar nuestro camino, dividiéndolo en etapas y buscando hospedaje al finalizar cada una de ellas. Si lo tenías en mente o lo dudabas ya no tienes excusas para decidirte a hacer el Camino de Santiago en bicicleta