miércoles 01.04.2020
economía

La caída de la morosidad en España se reduce ante el repunte económico

Las cifras del sector bancario y de la economía en general de España demuestran que la morosidad sigue una tendencia a la baja

La caída de la morosidad en España se reduce ante el repunte económico.
La caída de la morosidad en España se reduce ante el repunte económico.

Según un informe de la Comisión Europea sobre el plan que busca reducir los préstamos fallidos, la limpieza de los balances bancarios se ha incrementado y las autoridades estiman que continúe a gran velocidad.

Un préstamo fallido es un tipo de crédito cuya situación de morosidad ha sido tal, que la entidad financiera que lo ha otorgado ha dado por imposible su cobro, con lo que asume su importe con el correspondiente cargo a pérdidas y ganancias.

Según las autoridades, la tasa de morosidad de la banca española cayó durante el segundo trimestre del 2017 hasta el 5,3%, por debajo del 5,9% que experimentó menos de un año antes.

Entre junio del 2016 y junio del 2017, los préstamos improductivos bajaron del 7,7% al 7,1% en el sector privado. El descenso fue registrado en todos los tipos de créditos, con excepción de los destinados al consumo.

No obstante, la Comisión ha señalado que, a pesar de las mejoras, la cifra de préstamos deteriorados aún sigue siendo alta en diversos sectores, como en el de la construcción (25,2%) y el inmobiliario (20,8%).

Limpieza de balances

Se ha señalado desde Bruselas que hay bancos que comenzaron a acelerar la limpieza de sus balances. El documento dado a conocer señala que existe una mejoría en la mayoría de los países.

Sin embargo, las consecuencias de la crisis económica aún golpean a la banca europea, que mantiene una cartera de morosidad por el orden de los 950.000 millones de euros, aún una tarea pendiente de resolver.

En el mercado español, las solicitudes de créditos y la reunificación de préstamos siguen siendo dos de los productos de financiación y refinanciamiento, respectivamente, que continúan atendiendo una importante demanda de clientes.

Quienes mantienen deudas buscan la forma de cumplir con sus compromisos y poder aligerar las cargas de cada mes. En páginas webs como prestamosolucion.es, un portal que ofrece asesoría para la concesión de préstamos personales y la reunificación de microcréditos, son atendidas este tipo de solicitudes.

Las agencias consultoras estiman que el repunte de la economía española se mantendrá en 2018 con un 2,5% de crecimiento. Las previsiones guardan expectativa ante la situación política que se ha presentado en Cataluña, lo que puede tener efectos potencialmente nocivos para la recuperación.

En el conjunto de la Unión Europea, la tasa de préstamos deteriorados cayó del 5,6% al 4,6% en el período comprendido entre el mes de junio del 2016 y el mismo mes del 2017.

Crecimiento sostenido

Durante los últimos 3 años, la economía española ha crecido por encima del 3% en medio de difíciles situaciones de origen político. La incertidumbre surge en relación a la crisis secesionista catalana, que sigue generando ruido en el plano económico.

Las turbulencias han bajado de nivel ante la aplicación del artículo 155, lo que ha calmado las aguas. Sin embargo, el estallido generó que los principales organismos que evalúan la macroeconomía recortaran sus previsiones de crecimiento.

Uno de ellos ha sido la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que habla de una ralentización que pasaría del 3,1% en 2017 al 2,3% en 2018. De hecho, se explicó que, en el caso de que las cosas se complicaran, el crecimiento podría ser solo del 1,5%.

Según los expertos en materia económica, España ha sabido desafiar todos los pronósticos y siguen mostrando balances positivos en el Producto Interno Bruto (PIB). La eurozona en general sigue mostrando su fortaleza, con Francia y Alemania liderando el crecimiento del continente.

También se reciben buenos datos desde otras latitudes, como los de Portugal e Italia, lo que se traduce en un respaldo de las exportaciones españolas que se dirigen en un 60% a la zona euro.

Sectores importantes como el de la manufactura y la construcción muestran fases de expansión. Respecto al primero, la facturación alcanzó un empuje del 8% entre los meses de enero y octubre del 2017, lo que representó la cifra más alta desde el 2006.

En cuanto a la construcción, la recuperación de los precios sigue liderando el repunte. Según Servihabitat, durante el 2017 se iniciaron unos 75.600 inmuebles, lo que representó un avance del 15,3%. Además, fueron concedidos visados para empezar otras 116.000 propiedades.

La construcción es un elemento clave, pues viene emparejada con numerosos sectores, como la fabricación de materiales de construcción o la venta de electrodomésticos. Su importancia también radica en el PIB y en reducir el paro de larga duración.

La economía de un país se basa en la confianza de sus habitantes y de los inversores. Cuanta más estabilidad política y social exista, más probabilidades habrá de experimentar crecimiento.

loading...
Comentarios