miércoles 23.10.2019
FAMILIA FELIZ

Los Casillas-Carbonero regresan a Oporto para celebrar la Nochevieja

La familia al completo ha vuelto a su hogar portugués para dar la bienvenida al año en la que es su "segunda parte de las navidades ". La primera la pasaron en España, junto a sus familiares y amigos más cercanos

Sara Carbonero y su hijo Lucas. | Instagram
Sara Carbonero y su hijo Lucas. | Instagram

Sara Carbonero e Iker Casillas ya están en Oporto junto a sus pequeños dispuestos a pasar una Nochevieja hogareña. "Empieza la segunda parte de nuestra Navidad", escribía la presentadora en su cuenta de Instagram. La familia ha estado en España unos días, más concretamente en Navalacruz y Corral de Almaguer, sus respectivos pueblos, donde han disfrutado de sus seres queridos en Nochebuena. 

 

Llegar a Oporto a tiempo para despedirte del sol y encontrarte este espectáculo de colores (la foto no es muy buena porque la he hecho desde dentro del coche). #EmpiezalasegundapartedenuestraNavidad #home #Porto

Una foto publicada por Sara Carbonero (@saracarbonero) el

 

El matrimonio ha regresado a su casa portuguesa para tomarse las uvas en 'petit comité', junto a Martín y Lucas. De hecho, esta es la primera Navidad del pequeño del clan, Lucas, y también la que más está disfrutando Martín porque ya es más mayor y es "más consciente de lo que pasa", según especificaba su madre en las redes sociales. Vemos la Navidad a través de sus ojos, el año pasado no se enteraba de nada, pero este año está muy emocionado", añadió.

 

El año pasado ya celebraron la Nochevieja en Oporto, una velada en la que se despidieron de un año lleno de cambios para dar la bienvenida a un 2016 muy especial. Iker y Sara han vivido un año maravilloso repleto de grandes acontecimientos, como su boda y el nacimiento de su segundo hijo. 

 

Buenas y salvajes noches 🐯 #maletavamaletaviene #aMartínleencantaestepijama #estrenandoregalitos

Una foto publicada por Sara Carbonero (@saracarbonero) el

 

El próximo 3 de enero llegará el cumpleaños de Martín, pocos días antes de que los Reyes Magos lleguen a casa, por lo que aun les quedan muchas cosas que celebrar. El matrimonio está a punto de cerrar un gran año en el que han cambiado de residencia y han aprendido a disfrutar de ese nuevo país que les ha acogido con los brazos abiertos: "Somos muy felices aquí. Nos gusta mucho. Es una tranquilidad que en Madrid no teníamos y eso es importante", llegó a reconocer el guardameta. 

Comentarios