Sábado 22.09.2018
Un telescopio espacial que se lanzará en 2023

Rusia y España unen fuerzas para investigar el origen de la vida en el universo

España y Rusia están colaborando en un nuevo telescopio espacial que estudiará el universo en el rango de luz ultravioleta

Representación del WSO-UV.
Representación del WSO-UV.

El telescopio ‘World Space Observatory’ (WSO-UV) pretende ser el sucesor del ‘Hubble’ de la NASA y es el mayor proyecto de colaboración entre Rusia y España en el espacio. Este proyecto de gran avance científico lleva en marcha desde 2007, y está previsto que para 2023 sea lanzado hacia el espacio. Los instrumentos del ‘Observatorio Mundial Ultravioleta’ son superiores a los del veterano ‘Hubble’ y sus creadores esperan que sea el único de su clase que estará disponible hasta 2030.

Fueron el Instituto de Astronomía Ruso y la Universidad Complutense de Madrid quienes firmaron el acuerdo para la fabricación y el diseño del ‘WSO-UV’ en la Facultad de Estudios Estadísticos de Madrid. Y aunque las operaciones del satélite y telescopio se mandarán desde Rusia, tanto el campus de la UCM como el Instituto de Astronomía de Rusia serán los centros de operaciones científicas.

El objetivo principal de ‘WSO-UV’ es aportar observaciones complementarias e investigar varias cuestiones acerca del universo. Entre ellas está “el origen de los compuestos orgánicos precursores de vida”, explica la jefa de la colaboración española en el proyecto, Ana Inés Gómez de Castro. Además, también añade que “el nuevo observatorio también permitirá analizar la composición de las atmósferas de planetas extrasolares. La formación de nuevos sistemas solares y el origen de ciertos elementos químicos”.

Este ansiado telescopio espacial mide unos 170 centímetros y está equipado con instrumentación para imágenes y espectroscopia ultravioleta. El objetivo del proyecto tiene que ver con la creación de un observatorio espacial destinado a una operación en el área de ‘UV’ que es inaccesible para una observación basada en la tierra. El acceso al espectro ultravioleta del espectro electromagnético es fundamental para la astrofísica, desde el estudio de entornos de emergencia hasta la comprensión de la evolución química.

Comentarios