domingo 25.08.2019
Ideas de frases

Siempre hay una frase adecuada para el momento adecuado

En la vida nos llevamos muchas desilusiones, además de que siempre nos tenemos que estar esforzando en ser mejores, en conseguir mejores resultados, en corregir nuestros errores, en ser más competitivos, afrontar más responsabilidades pero, ¿quién nos ayuda a sobrellevar todo esto? Lo cierto es que la frase adecuada en el momento adecuado muchas veces nos da energía y muchas esperanzas para conseguir avanzar y mejorar nuestra situación

Siempre hay una frase adecuada para el momento adecuado
Siempre hay una frase adecuada para el momento adecuado

Como habréis podido observar, hay frases para absolutamente todo; frases bonitas, frases de amor, frases de la vida, frases de motivación, frases de energía, frases para superar una pérdida, frases para… para absolutamente cualquier momento en el que nos sintamos bajos de energía y necesitemos un empujón de moral. Sin embargo, no siempre tenemos a mano una buena frase que nos pueda ayudar en esos instantes en los que estamos de capa caída, por lo que es esencial que nos hagamos previamente con una buena colección, y veréis como os ayudará a ser más positivos y a vencer a vuestros demonios particulares.

Toda la sabiduría concentrada en una simple frase

Es increíble como una simple frase puede llegar a ayudarnos tanto en un momento delicado de nuestra vida, y es que estamos precisamente aquí para intentar echaros un cable para poder superar cualquier situación en la que os encontréis, y todo ello a través de elementos tan sencillos como las palabras que, bien encajadas entre sí, transmiten un gran significado que nos lleva a meditar y a razonar muchos aspectos de nuestra vida y de nuestro entorno.

Es el principal objetivo de estas frases, es decir, las mismas fueron creadas por pensadores, matemáticos, ingenieros, médicos, e incluso por gente sencilla que quería transmitir una idea, un pensamiento, algo que se desarrollaba en su interior y consideraba que era importante que permaneciese durante siglos tras su muerte, y es gracias a la escritura que, a día de hoy, todavía podemos seguir teniendo acceso a frases que de otra forma hubiesen desaparecido en la historia.

Pero lo importante de esas frases es precisamente su contenido, es decir, lo que esas personas querían transmitirnos a través por ejemplo de frases de la vida que se basaban en sus experiencias personales y en todo lo que habían ido aprendiendo tanto con los aciertos como con los errores a los que tenían que hacer frente en su día a día.

Sabemos y tenemos muy claro que ninguno de nosotros somos perfectos, de manera que vivimos experiencias tanto positivas como negativas que son precisamente las que conforman nuestra personalidad, nuestros conocimientos y también son las que nos van a ayudar a hacernos más sabios con el tiempo. Sin embargo, aprovechar por ejemplo las frases de amor de experiencias de otras personas, va ser una forma ideal de partir desde un nivel superior, es decir, no vamos a tener que empezar de cero, sino que ya vamos a entender cosas que de otra forma habíamos necesitado mucho tiempo para aprender.

Esto nos va a permitir alcanzar una sabiduría superior, pero eso sí, siempre y cuando nos tomemos en serio el aprendizaje y por supuesto también dediquemos un tiempo a meditar y a pensar acerca de nosotros y de nuestro entorno.

Básicamente debemos tener claro que cada frase tiene en su interior un contenido muy valioso, y aunque incluso a simple vista no nos parezca demasiado profunda, no la desechéis en el primer momento, ya que hay veces que necesitamos verla en varias ocasiones o incluso profundizar más en ella para entender realmente qué era lo que quería transmitir.

E incluso tampoco debemos pensar ni fijarnos exclusivamente en quién ha dicho esa frase, ya que eso nos puede inducir a error. Hay frases que aparentemente son muy sencillas y que tienen un gran contenido, y quizás la persona que la dejó para la posteridad no era docta en lenguas, y de ahí que sea una frase simple y que en principio parece que no entra con tanta fuerza como otras más complejas. Pero no debemos caer en el error de pensar que esas frases tienen menor valor, ya que toda frase merece una oportunidad, y si eres inteligente, se la darás.

No olvides meditar cada día y razonar lo que ocurre en tu entorno

Pero lo esencial es que meditemos un rato cada día y razonemos acerca de todas estas frases, de su significado y que cómo les podemos sacar partido para nuestro día a día, beneficiándonos nosotros y por supuesto también beneficiando a las personas y, en general, al entorno que nos rodea.

En este sentido, nuestro consejo es que tengáis siempre a mano una buena colección de frases a las que podréis recurrir en cualquier momento, de manera que, en esos instantes en los que estáis inspirados, es el momento perfecto para coger algunas de ellas y empezar a analizarlas. Podemos hacerlo estando solos o incluso también acompañados por otras personas que también tengan la intención de mejorar en su día a día y de conocerse mejor a sí mismos, con lo cual el resultado puede ser también mucho más enriquecedor.

No obstante os recordamos que la meditación individual es esencial en todos los sentidos, por lo que lo perfecto sería poder combinar y pensar por nuestra cuenta en unos momentos determinados, y razonar junto a otros compañeros en otros.

Y por supuesto, estas frases también nos van a servir para levantar el ánimo cuando estéis decaídos; sabemos que la vida no es fácil ni mucho menos, y en muchas ocasiones vamos a necesitar frases de motivación que levanten nuestra alma y eleven nuestro espíritu hasta lo más alto, de manera que volveremos a ser conscientes de que realmente podemos conseguirlo, de que la meta está lejos pero podemos alcanzarla, y de que nunca nos vamos a poder arrepentir de haberlo intentado, ya que cada vez estaremos más cerca, cada vez seremos más fuertes, y por supuesto cada vez seremos más conscientes de la persona que somos, por lo que, en cualquier caso, siempre habremos conseguido ganar mucho más que si nos abandonamos desde el principio. 

Comentarios