miércoles 30/9/20

El Supremo ordena repetir juicio a acusados de captar yihadistas en mezquitas

El Tribunal Supremo ha ordenado a la Audiencia Nacional que vuelva a juzgar a dos acusados de captar yihadistas en las mezquitas madrileñas de Pinto y Ciempozuelos, al haber anulado la sentencia que les condenaba a penas de prisión por considerar que no fueron juzgados con todas las garantías

El Supremo ordena repetir juicio a acusados de captar yihadistas en mezquitas

En la sentencia, el Tribunal Supremo ha estimado parcialmente los recursos de casación presentados por las defensas del marroquí Aziz Zaghanane y su esposa, la mexicana Ana Marilu Reyna, condenados a 7 años de cárcel y 1 año y medio, respectivamente, por adoctrinamiento terrorista y enaltecimiento del terrorismo.

Además de Aziz Zaghanane y Ana Marilu Reyna, se acusó a otras tres personas por los mismos delitos, que antes de iniciar la vista en la Audiencia Nacional reconocieron los hechos y llegaron a una conformidad con la Fiscalía para cumplir penas de entre 2 y 4 años de cárcel y admitieron que fueron captados por Zaghanane.

A todos ellos se les acusaba de captar yihadistas en diferentes mezquitas madrileñas y de publicar en Facebook contenidos relacionados con el Estado Islámico.

Debido al acuerdo de conformidad alcanzado por los otros tres procesados con la Fiscalía, esta renunció a la testifical de estos acusados y no se dio a las defensas la oportunidad de solicitar sus declaraciones para el juicio celebrado contra Aziz Zaghanane y su esposa.

La defensa de los dos acusados recurrió por considerar que no fueron enjuiciados todos los procesados en una misma vista, a pesar de concurrir los mismos hechos e intervenir las mismas personas, por lo que se dictaron "sentencias contradictorias".

El tribunal utilizó la conformidad de los tres primeros acusados para fundamentar su convicción sobre la responsabilidad penal de los otros dos, según alegaron las defensas.

Además, en el recurso de casación contra la sentencia de la Audiencia Nacional, de junio de 2018, los letrados de Zaghanane y su esposa pidieron la nulidad por indefensión y por haberse vulnerado el derecho de un proceso con todas las garantías para sus defendidos y, por tanto, entendían que se había infringido el artículo 24 de la Constitución.

El Tribunal Supremo ha considerado que, efectivamente, se produjo la vulneración del derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces, por lo que ha ordenado a la Audiencia Nacional celebrar nuevamente el juicio contra ambos, pero obliga a que el tribunal sea diferente al que emitió la sentencia en 2018, que ha quedado anulada. 

Comentarios