sábado 19.10.2019
Desde el próximo lunes hasta el jueves 24

Empieza el juicio contra el cazador que mató a dos agentes rurales en Lleida

La Audiencia de Lleida celebrará desde el próximo lunes hasta el jueves 24 el juicio contra Ismael Rodríguez, el cazador que hace dos años disparó mortalmente contra dos agentes rurales en un coto de la localidad leridana de Aspa cuando llevaban a cabo un control rutinario

Empieza el juicio contra el cazador que mató a dos agentes rurales en Lleida

El mismo lunes se cumplirán dos años del crimen de los agentes Xavier Ribes (43 años) y David Iglesias (39 años), a los que el cazador disparó a corta distancia dos tiros a cada uno, por lo que llegó a recargar el arma que portaba, ya que el tipo de escopeta no admitía más de tres cartuchos.

Desde entonces, Rodríguez, que nunca ha llegado a aclarar los motivos de su "inexplicable reacción", según la calificó el juez instructor, ha permanecido en prisión provisional a la espera de la celebración del juicio, que se celebrará con un jurado popular.

Esta semana la Audiencia de Lleida ha ordenado que se prorrogue dos años más la situación de prisión provisional del cazador, ya que el plazo inicial de dos años finaliza el próximo día 24 y, según la Sala, existe riesgo de fuga.

La acusación particular que representa a las familias pide para el imputado penas que suman 51 años de prisión, por dos delitos de asesinato y atentado a la autoridad, 5 meses por tenencia ilícita de armas, y que se le imponga una multa de entre 3.000 y 5.000 euros.

Por su parte, la Fiscalía pide inicialmente para Rodríguez un total de 23 años y 8 meses de prisión por cada delito de asesinato y un año más por tenencia ilícita de armas.

Asimismo, el ministerio público solicita que el acusado indemnice a los familiares de las víctimas con más de un millón de euros en total.

El fiscal considera acreditada la intención del acusado de matar a los agentes rurales y califica el crimen de delito de asesinato con traición en concurso con un delito de atentado contra agentes de la autoridad.

Además de las familias de las víctimas, ejercen también la acusación particular la Generalitat de Cataluña, la Asociación Profesional de Agentes Rurales de Cataluña, la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales, la Asociación de Oficina Nacional de Caza y la Federación Catalana de Caza.

En la fecha del crimen, Ismael Rodríguez tenía 28 años, se encontraba con la licencia de caza caducada y estaba utilizando una escopeta a nombre de un amigo que tampoco disponía de la autorización necesaria para cazar en el coto de Aspa. 

Comentarios