domingo, abril 14, 2024
- Publicidad -

Nueve personajes en busca de una soprano

No te pierdas...

Nueve son los vestidos expuestos en la muestra que ofrece el Liceu en homenaje a nuestra Montserrat Caballé, nueve páginas de la ópera universal, que esta espléndida cantante ha encarnado en el escenario del coliseo de las Ramblas.

Forman parte de los actos que conmemoran los 50 años de su primera actuación en el Liceu, el 7 de enero de 1962. Como es sabido, el pasado 3 de enero se inauguró la exposición “Montserrat Caballé, 50 años en el Liceu” que los aficionados admirarán no sólo con el interés curioso que se puede imaginar, sino con auténtica veneración por estar ahí recogidos cincuenta años de la vida lírica internacional girando en torno a una personalidad que es casi una leyenda. Fotografías, programas de mano, carteles, proyección de audiovisuales, la edición de un triple CD , paneles con los momentos clave de la trayectoria profesional pero también de su vida personal, son otros tantos testimonios de los logros de la soprano catalana.  Hasta el 20 de marzo podemos visitar la muestra en el Balcón Foyer del Teatro.

Personalmente, creemos que la presencia de los nueve vestidos  expuestos dice mucho de los personajes (Norma, Isabel de Valois, Lucrezia, Violetta, Elisabetta, Maria Stuarda, Anna Bolena… ) y de su intérprete. Tantas noches de escenario, tantas emociones y tantos sentimientos diversos, la fusión del intérprete con su personaje; es frecuente que identifiquemos a los cantantes con un rol determinado que nos ha emocionado de manera especial, y los evoquemos  con el atuendo del aria que ha impactado así nuestra sensibilidad. Con los trajes de escena ríen, lloran, sufren, ojalá sólo en la obra teatral, porque es inevitable pensar que no siempre estarán en las condiciones óptimas, anímicas o físicas, para enfrentarse al reto del escenario, y que en ocasiones tendrán que centrarse y concentrarse hasta lo increíble para comunicar su arte y su fuerza. Pensamos que los vestidos, el maquillaje, a veces difíciles de llevar para moverse con soltura, cantar o, en su caso, hablar con fluidez, son una cierta forma de entrar en el papel y asumir la personalidad de la figura de ficción que representan.

En el caso de la Caballé,  los personajes que ha interpretado en ópera son cerca de noventa, según se ha escrito en estos días.… pues es fácil que distintos aficionados asocien su imagen a un papel en concreto, a un rol en el que consideren que destaca de manera especial… cantando Casta diva de Norma, ataviada de sacerdotisa gala, Com’è bello, con rico atuendo de duquesa renacentista en Lucrezia Borgia, È strano caracterizada de la romántica Violetta Valéry en La Traviata… por cierto, en la confección del vestido de Violetta que figura en la exposición intervino la madre de la cantante, como ha comentado la misma Montserrat Caballé.  

Recordemos a Luigi Pirandello con su obra “Seis Personajes en busca de autor” cuyo título hemos transformado respetuosamente  para aplicarlo a la muestra de los trajes de la gran soprano; él  decía de sus Personajes  que no eran fantasmas, sino realizaciones creadas por la fantasía. Los trajes de Montserrat Caballé son realizaciones artísticas que van a estimular la fantasía de los visitantes de la exposición, imaginándolos en escena y en las obras para las que fueron creados.                                                    

    

María Teresa García Hernández

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -