martes, abril 23, 2024
- Publicidad -

El día que Biden le negó el Air Force One a Harry y Meghan

No te pierdas...

El príncipe Harry y Meghan Markle quisieron regresar a Estados Unidos en el Air Force One tras el funeral de Isabel II en septiembre de 2022, según ha informado el Daily Mail. Sin embargo, la petición fue denegada por la Casa Blanca, pues podría haber causado un problema entre gobiernos.

Meses antes, la Primera Dama Jill Biden fue invitada a asistir a los Invictus Games organizados por Harry, pero tampoco asistió, pues se temió que su presencia allí fuera considerada como una ofensa por parte de la Familia Real británica.

Ambas iniciativas fallidas podrían formar parte de una campaña orquestada por los Duques de Sussex para ganar influencia política en Estados Unidos, asegura el periódico británico.

Harry y Meghan, rechazados por los Biden

Harry y Meghan se encontraban de visita en el Reino Unido realizando algunas actividades solidarias cuando la Reina falleció el pasado 8 de septiembre de 2022, por lo que se quedaron en el país hasta su funeral el día 19 del mismo mes.

Sin embargo, los Duques de Sussex no fueron invitados a la recepción previa al funeral que tuvo lugar en el palacio de Buckingham, donde el rey Carlos y la reina Camila recibieron a mandatarios y miembros de la realeza de todo el mundo, incluidos Joe y Jill Biden.

A pesar de que Harry y Meghan se sintieron defraudados por esa decisión, la pareja no dudó en ponerse en contacto con La Casa Blanca para preguntar si podrían regresar a Estados Unidos en el Air Force One.

Hubiera sido una gran instantánea: Harry y Meghan subiendo las escaleras del fabuloso 747 para saludar junto al Presidente y la Primera Dama de Estados Unidos.

Sin embargo, la respuesta fue un no inmediato por parte de los americanos. Las fuentes que cita el Daily Mail aseguran que no hubo duda alguna acerca de la respuesta, no tenía sentido.

«Hubiera provocado una conmoción. Hubiera estropeado las relaciones con el nuevo Rey», ha dicho otra fuente al periódico británico.

Tanto la casa Blanca como el palacio de Buckingham han declinado hacer comentarios acerca de esta historia. Por otro lado, un portavoz de los Duques de Sussex tampoco ha respondido acerca de esta anécdota.

Los intentos de Harry y Meghan para ganar influencia en Estados Unidos

Tras su salida pública de la Familia Real británica en 2020, los Duques de Sussex se asentaron en Canadá antes de mudarse a California.

Sea como fuera, a la pareja le costó bastante encontrar su sitio mientras buscaban un nuevo rol que encajara con sus deseos de marcar una diferencia mientras lograban ser económicamente independientes.

Además de sus ambiciones políticas, Harry y Meghan firmaron un acuerdo de 100 millones de dólares con Netflix para producir contenidos. También firmaron y posteriormente perdieron un contrato de 20 millones de dólares con Spotify para emitir un podcast presentado por Meghan.

La pareja parece culpar de su situación a la mala suerte, la situación mundial y el mal momento histórico, incluida la pandemia de Covid y la muerte de Isabel II y su marido, Felipe de Edimburgo.

No obstante, la pareja vio en los Biden a unos posibles aliados en su intento por establecerse en Estados Unidos. También contrataron a personal con conexiones políticas, pues su portavoz, Miranda Barbot, trabajó con Obama.

Además, tras su polémica entrevista con Oprah Winfrey, los fans de los Sussex dieron por hecho que los Biden estaban de parte de Harry y Meghan.

Harry incluso logró acordar con Jill Biden su asistencia a los Warrior Games en 2021, pero, como tuvieron que ser cancelados por la pandemia, lo convirtieron en una reunión online. Durante la charla, Harry y Jill se lanzaron halagos mutuamente.

«Gracias por tu servicio y tu apoyo durante todos estos años», dijo Harry a la Primera Dama. «Ha sido fantástico verte en acción en varias partes del mundo dándolo todo no solo por quienes llevan uniforme sino por sus familias. Muchos de ellos no estarían aquí sin ti, así que gracias».

Jill Biden, en respuesta, agradeció al Duque de Sussex su dedicación para animar a los miembros del Ejército a lo largo de todo el mundo.

Sin embargo, parece que la influencia de Carlos III está por encima de la de su hijo menor, y que los Biden no piensan dañar esa relación por nada del mundo.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -