domingo, febrero 25, 2024
- Publicidad -

El rey Juan Carlos ayudó a Ana Obregón y Alessandro Lequio con la estancia de Aless en EE.UU.

No te pierdas...

El libro póstumo de Aless Lequio, que ha llegado a las librerías esta semana, está dando mucho que hablar. En él se exponen los pensamientos del hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio, a raíz de 20 páginas a ordenador que dejó redactadas antes de morir en 2020.

La actriz y presentadora ha completado esas páginas con recuerdos y reflexiones propias, entre las que hemos descubierto que menciona al rey emérito Juan Carlos I hasta en tres ocasiones.

Las anécdotas de Ana Obregón con el rey Juan Carlos

Entre las anécdotas que relata Ana Obregón en El chico de las musarañas, la Familia Real tiene un hueco especial. No olvidemos que Alessandro Lequio es primo lejano del rey Felipe VI.

En el libro, la bióloga, presentadora y actriz cuenta que un día, hace muchos años, estando con Lequio, el Rey llamó a su casa y ella no le reconoció por teléfono.

Cuando le dijo que era el monarca, la Obregón le espetó: «Ya…y yo soy Caperucita Roja», antes de colgar. El conde Lequio, seguramente entre risas, le dijo minutos después que le había colgado «al tío Juanito».

Alessandro Lequio y el rey Juan Carlos, una relación muy estrecha

Alessandro Lequio y el rey emérito tienen muy buena relación, como ha contado en alguna ocasión en colaborador de El programa de Ana Rosa. Ha sido en ese plató donde, en reiteradas ocasiones, ha defendido al ex monarca.

«Lo he visto con un aspecto maravilloso. No se ha escondido porque no tiene nada de qué esconderse», dijo hace un tiempo en referencia a don Juan Carlos. Ahora hemos sabido que, cuando le pidió ayuda, el emérito se la prestó.

El rey Juan Carlos intervino para que Aless pudiera tratarse en EE.UU.

Tal y como cuenta Ana Obregón en el libro, la ayuda de Juan Carlos I fue vital para que ella y su hijo pudieran permanecer en Estados Unidos, pues allí el joven estuvo recibiendo un caro tratamiento, valorado en unos 300.000 euros, como se dijo en su día.

Al parecer, cuando Aless llevaba ya tres meses ingresado en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, la familia recibió una carta donde les avisaban de que el permiso para permanecer en Estados Unidos había caducado.

Ana acudió sin premura al consulado español en Manhattan con una carta del hospital, pero no tenían cita hasta dos meses más tarde.

Fue entonces cuando, desesperada, llamó a Alessandro: «Nos van a deportar y no curaremos a nuestro hijo. Por favor, llama a Felipe, para algo eres su primo, no estoy pidiendo un favor, solamente adelantar una cita para que nos den un permiso», relata ella.

Su ex no dudó en llamar a Zarzuela, pero Felipe VI no pudo contestar al momento, por lo que contactó con Olimpia, la prima de Juan Carlos I. Así le llegó el recado al emérito, que no dudó en intervenir para que Aless pudiera seguir en Estados Unidos el tiempo necesario.

«Al emérito le faltó tiempo para ayudar a una madre desesperada por salvar a la vida de su hijo. Por eso le estoy infinitamente agradecida y no lo olvidaré jamás, porque a los dos días teníamos la cita donde nos ampliaron la estancia en América por motivos médicos. Por fin respiramos tranquilos», narra la presentadora.

El rey Juan Carlos y la reina Sofía le dieron el pésame tras el fallecimiento de Aless

En El chico de las musarañas se menciona al rey emérito una tercera vez, y es para recordar, con cariño y agradecimiento, cómo tanto don Juan Carlos como doña Sofía llamaron a Ana Obregón para darle el pésame por la muerte de su hijo.

No obstante, ella admite que no lo recuerda con mucha claridad porque se encontraba todavía en shock por los acontecimientos.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -