martes, marzo 5, 2024
- Publicidad -

Indultan en Australia a la asesina de sus cuatro bebés gracias a una científica española

La acusada siempre ha mantenido su inocencia, asegurando que todos sus hijos murieron por causas naturales

No te pierdas...

El fiscal general de Nueva Gales del Sur (Australia), Michael Daley, ha anunciado en una conferencia de prensa este lunes que se han planteado «dudas razonables» sobre la culpabilidad de Kathleen Folbigg, quien fue condenada en 2003 por la muerte de sus cuatro hijos. Como resultado, se ha ordenado su indulto y puesta en libertad.

La madre de Australia condenada por la muerte de sus hijos

Kathleen Folbigg, de 55 años, fue condenada por supuestamente haber causado la muerte de tres de sus hijos y por homicidio involuntario del primogénito, entre los años 1989 y 1999. Los bebés tenían edades comprendidas entre 19 días y 19 meses.

A lo largo de todo el proceso, la acusada siempre ha mantenido su inocencia, sosteniendo que todas las muertes fueron consecuencia de causas naturales. La revisión del caso tuvo lugar en Australia después de que una investigación científica señalara la posible existencia de una mutación genética relacionada con arritmias letales. El informe clave que llevó a la decisión del indulto apunta a la «posibilidad razonable» de que tres de los cuatro niños murieran por causas naturales.

Trágico suceso en Alemania: Madre habría asesinado a cinco de sus hijos arrojándose a las vías del tren después

La Madre Que Está Cumpliendo Prisión En Australia, Hace Veinte Años
La madre que está cumpliendo prisión en Australia, hace veinte años

«Creo que todos debemos ponernos en el lugar de Folbigg y permitirle el espacio que necesita para seguir adelante con su vida; no acosarla ni perseguirla de ninguna manera. Ha sido un calvario de 20 años para ella. Le deseamos lo mejor para el resto de su vida», afirmó el fiscal Daley’.

Detrás de las investigaciones que respaldaron la revisión del caso se encuentra la inmunóloga española García de Vinuesa, miembro de la ‘Royal Society’ del Reino Unido, que ha albergado a genios como Isaac Newton, Charles Darwin y Albert Einstein. Sus investigaciones han cambiado el destino de Folbigg después de casi dos décadas tras las rejas.

Todo comenzó en 1989 cuando la pareja se casó en Australia

La trágica cronología de estos sucesos comenzó el 1 de febrero de 1989, dos años después de que Kathleen y Craig Folbigg contrajeran matrimonio en Australia.

Fue en esa fecha cuando nació su primer hijo, Caleb. Sin embargo, tan solo 19 días después, el bebé falleció y los médicos determinaron que se trataba del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Dos años más tarde, el segundo hijo de la pareja, Patrick, murió a los ocho meses de edad, seguido por Sarah en agosto de 1993, a los 10 meses, y Laura en 1999, a los 18 meses.

Estas tragedias encadenadas alertaron a las autoridades, ya que cuatro muertes por SMSL en una década parecían, según los expertos, poco probables.

Una de las teorías que más influyó en el veredicto fue la presentada en 1997 por Roy Meadow, un pediatra británico especializado en el estudio del maltrato infantil.

Meadow introdujo la idea de que «una muerte súbita en un bebé es una tragedia, dos son sospechosas y tres son un asesinato, a menos que se demuestre lo contrario«.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -