miércoles, febrero 28, 2024
- Publicidad -

Cataluña ya tiene a 20 ‘embajadores’ en nómina y ahora inicia los trámites para crear un cuerpo de funcionarios en el exterior

La secretaria de la secretaria de la consellera Serret cobra más de 61.500 euros brutos anuales

No te pierdas...

¿Puede un gobierno autonómico pretender un cuerpo de funcionarios propio para que le represente en el exterior? ¿Qué tamaño tendría, cuánto costaría ponerlo en marcha y qué sueldo público cobrarían sus empleados? La Generalitat de Cataluña ha iniciado los trámites para crear el cuerpo de acción exterior y Unión Europea. Lo primero que ha hecho es aprobar (el martes pasado) una memoria preliminar que abre la puerta a la redacción del anteproyecto de ley que permitirá especializar a los profesionales encargados de la acción exterior de la Generalitat. Se trata de un paso más en el despliegue de la acción exterior, una política prioritaria y estratégica para el conjunto del Ejecutivo que dirige el republicano Pere Aragonès, que este año cobrará 136.177 euros brutos.

La Generalitat pretende profesionalizar el personal que lleva a cabo la política internacional del Ejecutivo, como si de un Estado se tratara, y que supone un paso más en el despliegue y el fortalecimiento de la acción exterior catalana. “El cuerpo de funcionarios especializados en acción exterior y Unión Europea tiene que garantizar que la Generalitat de Cataluña disponga de personal preparado y con los conocimientos específicos para defender los intereses del país con sus socios internacionales”.

Por lo tanto, hablamos de crear un cuerpo de funcionarios que habría que pagar y que se uniría al personal que ya trabaja en la Conselleria de Acción Exterior y a todos los delegados del Govern en el Exterior, incluido el personal en cada destino. Por ejemplo, la Conselleria de Acción Exterior y Unión Europea cuenta con casi 40 personas en nómina, entre altos cargos y eventuales o asesores, sin contar con los funcionarios y resto de personal laboral.

El objetivo es reforzar la proyección y la influencia de Cataluña y sus políticas en el mundo, con la voluntad de generar el máximo impacto positivo para los intereses del “país”, explica el comunicado.

Delegaciones en el exterior

En cambio, las delegaciones catalanas en el exterior, 20 hasta ahora, son estructuras representativas que promueven la cultura, el turismo y los intereses económicos de Cataluña en el ámbito internacional. Aunque Cataluña no es un país independiente, la Generalitat ha establecido oficinas de representación en diferentes países para fomentar las relaciones y la cooperación. Estas delegaciones o ‘embajadas’ como mencionan algunos titulares informativos, actúan como enlaces entre Cataluña y otros países, facilitando el intercambio de conocimientos, experiencias y oportunidades en diversos entornos. Su objetivo principal es promover la imagen de Cataluña en el extranjero, fortalecer las relaciones bilaterales y atraer inversiones, turismo y colaboraciones en áreas como la cultura, la educación, la economía y la ciencia.

Las delegaciones son oficinas que suelen estar ubicadas en ciudades estratégicas y representativas, como Bruselas, Berlín, Londres, París y Nueva York, entre otras. Cuentan con un equipo de profesionales que trabajan en estrecha colaboración con instituciones locales, empresas, universidades y organismos internacionales para promover la presencia catalana en el mundo.

Además de la promoción cultural y turística, las delegaciones también brindaron apoyo a los ciudadanos catalanes que residen o visitan otros países. Pueden ofrecer servicios consulares, asesoramiento legal, facilitar el acceso a la educación y promover la integración de la comunidad catalana en el exterior.

Estas oficinas suelen contar con un presupuesto asignado por el gobierno autonómico para llevar a cabo sus actividades y proyectos. El presupuesto varía dependiendo del tamaño de la delegación y las necesidades específicas de cada ubicación, el tamaño del equipo, el alcance de sus actividades y los recursos asignados para llevar a cabo sus funciones. Estos costos pueden incluir gastos de alquiler de oficinas, salarios del personal, viajes, eventos promocionales, material de marketing, entre otros.

Según las tablas retributivas de altos cargos de la página web de la Generalitat de Cataluña, actualizadas a 8 de mayo de 2023, hay en nómina hasta 20 delegaciones del Govern en el Exterior, coloquialmente ‘embajadas catalanas’ y todos cobran 92.259 euros anuales, sin contar la indemnización por lejanía o nivel de vida del destino: Italia, Norte de África, Suiza, Senegal, Japón, ante la Unión Europea, Reino Unido e Irlanda, México y en América Central, Francia, Sudeste de Europa, Alemania, Brasil, Países Nórdicos y Países Bálticos, delegado adjunto a la delegación ante la UE, Estados Unidos y Canadá, Europa Central, Portugal, Cono Sur, Andorra y Corea del Sur. Sin ir más lejos, Estrella Digital ya se hizo eco en febrero del nombramiento de la delegada en Japón, Mònica Castellà.

Altos cargos en la Conselleria

¿Crees que una secretaria de una secretaria cobra 61.500 euros al año en la empresa privada? La consellera de Acción Exterior y Gobierno Abierto, Meritxell Serret, percibe 120.773 euros, más que el presidente del Gobierno (90.010 euros) y sus dos secretarios, segundos en el escalafón de altos cargos en el departamento, 96.253 euros cada uno. Los cinco directores generales, 92.259 euros cada uno. Además, cuentan con ocho eventuales. Uno en la Oficina de Comunicación, con 74.907 euros de sueldo público anual; un asesor especial en materia de acción exterior, que ingresa 61.513 euros; una persona en la Oficina de Relaciones Institucionales y otro en la de Relaciones Externas y Protocolo, con 70.776 euros cada uno; el director del Centro de Estudios de Temas Contemporáneos, con 76.683 euros; la empleada de la Oficina de la secretaria de la consellera, con 61.513 euros. En este caso, hablamos de la secretaria de la secretaria de la Conselleria de Serret, que se llama Isabel Moya Padilla; un asesor especial en Comunicación de Acción Exterior, con 70.776 euros; y el jefe de Gabinete de la consellera, con 85.545 euros. Este cobra más que un ministro del Gobierno de España, que ronda los 79.000 euros este año.

Cuerpo de funcionarios

La creación del cuerpo de funcionarios permitirá definir los requisitos profesionales que diferencian al personal encargado de la acción exterior y dotarlo de un carácter especializado a través de unas convocatorias específicas de selección. El dominio de idiomas o el conocimiento de las relaciones internacionales, tanto a escala bilateral con los socios de Cataluña al mundo como a escala multilateral, en la colaboración con organismos internacionales como las Naciones Unidas, son ejemplos de las aptitudes que harán falta para formar parte de este cuerpo de funcionarios.

La Generalitat de Cataluña no dispone hoy en día de un cuerpo, escala de funcionarios o categoría laboral específica que requiera los conocimientos para desplegar las competencias en materia de acción exterior. A pesar del creciente desarrollo de la acción exterior catalana a lo largo de los años, el sistema de selección de personal no prevé actualmente la incorporación de trabajadores especializados en este ámbito. Ante el contexto actual, el Gobierno considera que hay que dar un paso adelante en la profesionalización de su acción exterior, dotándola de más recursos y de especialización para potenciar la capacidad a la hora de internacionalizar las políticas públicas y obtener el máximo retorno.

El Govern cita los casos de La Rioja o el País Vasco, ya disponen de herramientas similares a sus administraciones que requieren conocimientos en el ámbito de la acción exterior. En 2016 se creó el Departamento, entonces denominado de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, con el consejero Raül Romeva al frente. Actualmente, con los presupuestos del 2023, el Departamento de Acción Exterior y Unión Europea tiene la dotación presupuestaria más grande de su historia. Además, el Ejecutivo dispone de más delegaciones al exterior que nunca, concretamente 20 y pronto serán 21. Con la aprobación de esta memoria preliminar, se convocará un proceso participativo para que la ciudadanía pueda decir la suya. Una vez redactada, el anteproyecto de ley se podrá someter a información pública antes de la aprobación del proyecto de ley por parte del Govern y del envío al Parlament para la aprobación definitiva. Por ahora desconocemos plazos concretos sobre el nivel de celeridad que quiere dar el equipo de Aragonès a este anteproyecto. Tampoco hay noticia alguna sobre el número de personas que formarían ese cuerpo de funcionarios, ni posibles aperturas de procesos de oposiciones y los requisitos para optar a uno de los puestos ofertados.

Carles Torrijos

Fundador y director de Sueldos Públicos 

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -