sábado, junio 22, 2024
- Publicidad -

Vanwall, el equipo rechazado para el WEC 2024

No te pierdas...

David Durán
David Durán
Periodista, escritor y comentarista, especializado en el motorsport y e-sports. Corresponsal en Andalucía para Estrella Digital.

La temporada 2024 del WEC (Campeonato Mundial de Resistencia) se plantea como una de las más espectaculares de todo el panorama automovilístico del año que viene, con un crecimiento que vuelve a situar a la disciplina donde se merece estar – una disciplina que, no olvidemos, rivalizó con la propia Fórmula 1 a finales de los ochenta y principios de los noventa con el reglamento Grupo C. Ahora bien, una marca o equipo ha sido rechazado para competir entre los Hypercar el año que viene: Vanwall. Y los motivos no son banales, precisamente.

Primero que todo, ¿Qué hace que el WEC 2024 sea tan interesante? En primer lugar no es sólo que ya estén presentes Porsche, Ferrari, Toyota (vigentes campeones), Cadillac o Peugeot, sino la llegada de Alpine, Lamborghini, BMW e Isotta Fraschini en una mezcla de LMH (Hypercars puros) y LMDh que suman en total 19 unidades a tiempo completo, teniendo en cuenta equipos cliente como Jota, Proton o AF Corse. A esto se le suman otras nueve marcas en LMGT3, la segunda categoría: Ferrari, Porsche, Aston Martin, Chevrolet, Lexus, Ford, Lamborghini, McLaren y BMW.

Por otro lado, la salida de Glickenhaus era ya conocida, debido a cuestiones financieras y el hecho de que sabían que la inversión que debían hacer para mantenerse competitivos no iba a convertirse en retorno teniendo en cuenta el nivel que va a adquirir el campeonato para el próximo año, algo sólo posible para fabricantes. Ahora bien, en el caso de Vanwall, no es que se hayan marchado: ellos llegaron a enviar su solicitud como fabricante para el WEC 2024, pero en su caso fue rechazado, privando al mundo de ver a 20 coches en la categoría principal a tiempo completo (más los que corran en Le Mans, por supuesto).

Por supuesto, aquí hay una intrahistoria. Vanwall es, en realidad, el equipo byKolles, el equipo liderado por Colin Kolles que puso en pista el prototipo PMC LMH que originalmente iba a competir en 2021 (luego se retrasó a 2022). Kolles, tras sus idas y venidas por algunos de los equipos menos competitivos de la Fórmula 1 en este siglo XXI, se convirtió en el hazmerreír del WEC por la falta de ritmo y fiabilidad que tuvieron los byKolles de LMP1. Ahora bien, a la hora de inscribirse con su nuevo Hypercar en 2022, se encontró con otro problema: la normativa obliga a que un equipo esté ligado a una marca para su inscripción, una condición que no cumplían.

Lo que hizo ByKolles fue, en esencia, sacarse una marca de la chistera. Trató de revivir a la firma Vanwall, primera campeona de constructores de Fórmula 1 pero que desapareció tras fabricar un coche de carreras por última vez en 1961. Ahora bien, no pudo hacerse con los derechos de la firma dado que Vanwall Cars sigue existiendo después de que, en manos de Arthur Wolstenholme, se utilizara para comercializar dos Vanwall de uno y dos asientos con motor V12 legales para carretera (en Reino Unido al menos). De este modo, fue rechazado para 2022.

Ahora bien, para 2023 obtuvieron el permiso para correr siempre que pudieran solucionar este entramado legal (disputando los derechos de la marca en los juzgados) durante la temporada – cuando envió la documentación a la corte, lo hizo…en un idioma equivocado. El coche había sido pensado para 2021, pero con más de un año de preparación extra, tenía la misión de ser competitivo frente a los otros Hypercar pese a no contar con un sistema híbrido como sus rivales (excepto Glickenhaus), sino el motor Gibson GL458 V8 proveniente de los LMP1. Glickenhaus había logrado un podio en Le Mans con un Hypercar no híbrido, así que ¿Qué podía salir mal?

Vanwall Wec Le Mans Deportes Motor

El Vanwall byKolles en la parrilla… aunque condenado al fondo

En resumen, el programa 2023 del Vanwall (renombrado Vanwall Vandervell 680) de byKolles (sólo alinearon uno) sólo se puede tildar de desastre. Constantemente en última posición de la categoría salvo problemas de los rivales, más cerca del ritmo de carrera de los LMP2 que de los Hypercar y a veces por detrás de ellos. Su mejor carrera fue la primera, en Sebring, donde consiguieron un octavo puesto superando a los Peugeot y a Glickenhaus – eso sí, por detrás de todos los LMP2…y de todos los LMGTE, la categoría inferior.

Tanto en Portimao como en Spa-Francorchamps abandonarían, en el primer caso tras problemas de frenos y en el segundo tras dos accidentes (el primer producido por un patinazo con neumáticos fríos, consecuencia de que no se permitan calentadores en el WEC). En ambos casos, en el Vanwall estaba montado el que fuera campeón mundial de Fórmula 1 en 1997 Jacques Villeneuve, pero que desde hace década y media no compite a tiempo completo. El canadiense fue expulsado de Vanwall aprovechando que no iba a correr Le Mans por una cuestión personal, siendo reemplazado por Tristan Vautier junto a Esteban Guerrieri y Tom Dillmann.

Los cambios de pilotos no sirvieron demasiado, retirándose también en Le Mans con problemas de motor. Estos fallos en los frenos y el propulsor continuaron el resto del año, aunque al menos pudo acabar en Monza, Fuji y Bahréin (nunca dentro del Top 10 entre los Hypercar). Dillmann se marchó del equipo para dejar paso a Joao Paulo de Oliveira, quien a su vez dejó el asiento a Ryan Briscoe para el final de temporada en Bahréin.

Vanwall Wec Le Mans Deportes Motor

Sin Vanwall en 2024

Para entonces se sabía que Glickenhaus afrontaba su última carrera, con Vanwall pretendiendo continuar en el campeonato. De hecho, tenían pensado contar con un nuevo motor preparado por los especialistas franceses Pipo Moteurs, el mismo motor V8 turbo que llevaban los Glickenhaus (lo cual hubiera implicado una nueva homologación dado que había muchos otros componentes que debían ser cambiados). Esto se hizo muy tarde en la temporada, coincidiendo con la fecha límite de inscripción para 2024. Para entonces, ya había solicitudes para los 19 coches que veremos en 2024.

Por tanto, ¿Cuál es la causa real de la negativa a Vanwall? Las legales son ya de por sí bastante importantes, al no terminar de cumplir con la adhesión a una marca como tal (¿alguien ha visto muchos Vanwall por la calle últimamente, pese a que se prometió que habría versión de calle?). La cuestión de espacio en el campeonato es otra, pero unido a la falta de resultados y rendimiento en 2023, lleva a que el WEC simplemente haya prescindido de ellos, centrando la acción en los Hypercar que sí han demostrado funcionar y los LMDh nuevos que ya en los test han causado muy buenas sensaciones.

24 Horas Le Mans Deportes Motor

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -