viernes, mayo 24, 2024
- Publicidad -

Johan Kristoffersson, rey indiscutible del WRX: logra su 6º título mundial de rallycross

No te pierdas...

David Durán
David Durán
Periodista, escritor y comentarista, especializado en el motorsport y e-sports. Corresponsal en Andalucía para Estrella Digital.

El piloto sueco Johan Kristoffersson continúa haciendo leyenda en la disciplina del rallycross, habiendo logrado por sexto año el título del Campeonato Mundial de Rallycross. A los mandos de su Volkswagen a principios de temporada así como con los Zeroid X1 de RX2e fabricados por la empresa española QEV Technologies, Kristoffersson se ha impuesto en un raro campeonato 2023 frente a rivales como los hermanos Kevin y Timmy Hansen así como su propio compañero de equipo en Volkswagen, Ole-Christian Veiby, asegurando el título en el RX de Hong Kong los pasados días 11 y 12 de noviembre.

Las tres primeras rondas del año – el RX de Portugal en Montalegre, el RX de Noruega en Hell y el RX de Suecia en Holjes – se disputaron con normalidad con los RX1e, los prototipos eléctricos que debutaron en 2022 – coches eléctricos con un sistema bimotor y 680 caballos de potencia, utilizando motores, baterías e inversores comunes para todos los coches.

Los chasis, suspensiones y, en definitiva, el resto de los RX1e eran propios de cada equipo (Kristoffersson Motorsport, Hansen WRX Team y Construction Equipment Dealer Team). En definitiva, justo lo contrario de la idea de coches silueta: en vez de un prototipo con silueta de coche común, coches comunes que se ‘vaciaban’ y se introducía el kit de propulsión eléctrica con las baterías de Kreisel.

Johan Kristoffersson Rallycross Wrx Volkswagen Deportes Motor

Una temporada de lo más atípica

Kristoffersson ganó estas tres rondas por delante de sus compañeros de equipo, sus rivales de Hansen y CE Dealer Team así como Special One Racing. Entonces llegó el incendio en Lydden Hill, que destruyó todo el equipamiento de carreras de Special One, dejando tanto a Guerlain Chicherit como a Sébastien Loeb sin opciones a poder correr en el campeonato. Tras cancelarse el RX de Lydden Hill en tierras británicas, el Mundial de Rallycross continuó con RX2e, pero Kristoffersson y los demás no tuvieron pruebas puntuables ni en Mettet ni en Estering, las dos rondas siguientes.

El Mundial de Rallycross decidió darle punto y final a esta rara temporada haciendo que los pilotos principales corrieran también con los Zeroid X1 – eso sí, potenciados de 270 a 300 caballos de potencia, una pequeña mejora para producir carreras más espectaculares sin tener que hacer un rediseño del coche como lo que implicaría introducir más mejoras. Kristoffersson, antes del parón, ya había abierto un margen en el campeonato con respecto a Kevin y Timmy Hansen, Niclas Grönholm o Timo Scheider.

Al reanudarse la acción para ellos, Kristoffersson se llevó la victoria en la primera carrera en Ciudad Cabo mientras que en la segunda fue tercero por detrás de Scheider y Kevin Hansen, de modo que un día incrementaba su ventaja en el campeonato y en el segundo la mantenía. Tampoco tuvo su mejor día en la primera jornada en Hong Kong (la primera vez que el Mundial de Rallycross visita este circuito) mientras que Kevin Hansen se anotó la victoria por delante de Grönholm, Scheider y Veiby. Aún así, ya era campeón matemático gracias a la ventaja acumulada.

Aún así, Kristoffersson quiso acabar el año por todo lo alto, llevándose la segunda carrera, logrando así 5 victorias de 7 rondas en otro año dominante para el sueco. Kevin Hansen queda como subcampeón por delante de Grönholm, Scheider, Veiby, Timmy Hansen y Klara Andersson. Más atrás quedan los pilotos que han corrido en pruebas aisladas, aparte de Chicherit y Loeb que no pudieron volver a correr tras el desastre de Lydden Hill.

En RX2e, Nils Andersson ya aseguró el título en Estering por delante de su compatriota sueco Isak Sjökvist y Mikaela Ahlin-Kottulinsky, siendo cuarto el piloto canario Pablo Suárez. En Euro RX1 (campeonato Europeo de rallycross) Anton Marklund volvió a ser campeón frente a Janis Baumanis mientras que en Euro RX3 el título recae en manos del polaco Damian Litwinowicz.

Kristoffersson, imparable en el rallycross

En los comienzos del Mundial de Rallycross, el imponente piloto sueco (por su gran altura en comparación con otros competidores) no destacaba frente a otros grandes pilotos como Petter Solberg, campeón en 2014 y 2015, o Mattias Ekström, campeón en 2016. No obstante, en cuanto Kristoffersson se alió con Volkswagen a nivel ‘oficial’ (realmente era una filial uniéndose con el equipo PSRX de Solberg, siendo más bien una estructura semioficial o con parte de apoyo oficial cuando Volkswagen aún estaba implicada en competición) empezó su racha imparable. Tanto en 2017 como en 2018 dominó de manera implacable con el Volkswagen Polo RX Supercar.

En 2019 hubo un cambio importante, pues dejó de lado el rallycross para competir con Volkswagen en el Mundial de Turismos, el nuevo WTCR que un año antes había reemplazado al antiguo WTCC. Kristoffersson formó equipo con Benjamin Leuchter, Rob Huff y Mehdi Bennani en SLR Volkswagen, logrando una victoria en el mítico Nürburgring Nordschleife seguida de otros triunfos en Suzuka y Sepang (la segunda carrera, la última del año, además de un tercer puesto en Zandvoort y otro en Sepang. Kristoffersson acabaría el año en quinta posición, siendo el mejor piloto Volkswagen (el campeón sería el piloto de Hyundai Norbert Michelisz frente a Esteban Guerrieri, Yvan Müller y Thed Björk).

Johan Kristoffersson Tcr Volkswagen Deportes Motor 2019

Ahora bien, en 2020 hubo cambio de programa…seguido de la pandemia. En un campeonato extraño y comprimido, de nuevo junto a Volkswagen, fueron cuatro victorias y tres podios le llevaron a recuperar la corona del Mundial de Rallycross frente a Timmy Hansen, quien fue campeón en 2019.

En 2021, a modo de broma de día de los inocentes, Kristoffersson coqueteó con la idea de correr con Audi y EKS (equipo del ex campeón mundial Ekström), una broma que acabó convirtiéndose en realidad, volviendo Kristoffersson al campeonato. Con el Audi S1 de EKS, en el último año de los Supercar, empezó con resultados discretos, pero tres victorias casi seguidas le devolvieron a la lucha por el título y, tras la ronda doble en el entonces nuevo circuito de rallycross en Nürburgring, Kristoffersson lograba su cuarto título.

En 2022, con la entrada de los nuevos RX1e eléctricos, Kristoffersson apenas tuvo rival: de diez rondas puntuables logró ocho victorias, siendo sus otros resultados un cuarto y quinto puesto. A esta corona se suma esta sexta, la cuarta consecutiva en un palmarés espectacular que también incluye el título de la Extreme E en su temporada inaugural en 2021 y el subcampeonato en 2022. En este 2023, a falta de lo que ocurra en el Copper X-Prix en Chile, se encuentra liderando el campeonato como piloto de Rosberg X Racing.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -