sábado, diciembre 3, 2022

Sebastian Vettel se despide de la Fórmula 1 en Abu Dabi

Sebastian Vettel, después de cuatro campeonatos, 17 temporadas y 298 Grandes Premios a sus espaldas, se despedirá de la Fórmula 1 este fin de semana en el Gran Premio de Abu Dabi. El piloto alemán anunció su retirada del deporte el pasado mes de julio con un peculiar video que compartió en sus redes sociales. «Soy Sebastian, padre de tres hijos y marido de una mujer maravillosa. En paralelo a las carreras he formado una familia y me encanta estar rodeado de ella», comenzó diciendo.

El motivo principal que le ha llevado a despedirse del Gran Circo es su deseo, como padre, de ver crecer a sus hijos y estar cerca de ellos en todas las etapas de su vida. «Mis metas han cambiado y han pasado de ganar carreras y pelear por títulos, a querer ver crecer a mis hijos, ayudarles a levantarse cuando se caigan y aprender de ellos», añadió.

A sus espaldas deja cifras impresionantes, además de su tetracampeonato, como tres subcampeonatos, 53 victorias, 122 podios, 57 Poles y más de 3.000 puntos anotados. Y más allá de los números, lo que permanecerá para siempre es es el legado que deja en el deporte, siendo el cuarto piloto —empatado con Alain Prost— con más títulos mundiales.

Un recorrido a través de los éxitos de Vettel en Fórmula 1

Como la mayoría de pilotos, Vettel dio sus primeros pasos en el automovilismo en el mundo del karting. Fue ascendiendo de categoría en categoría, hasta que en 2005 se subió por primera vez a un Fórmula 1. Su primer contacto con la máxima categoría del automovilismo fue en el circuito de Jerez al volante de un Williams FW27. Su rendimiento fue tan bueno que un año después, en 2006, fichó por BMW Sauber como piloto de pruebas. Su debut oficial llegó en 2007, concretamente en el Gran Premio de Estados Unidos, ya que Robert Kubica sufrió un fuerte accidente en la cita anterior —Canadá— que le impidió competir y tuvo que ejercer su rol de piloto reserva.

Se convirtió en ese momento, a sus 19 años, en el piloto más joven de la historia de la Fórmula 1 en puntuar. Unas carreras después, en Hungría, recibió el permiso de BMW Sauber para reemplazar en Toro Rosso a Scott Speed. Incluso terminó la temporada con ellos y los de Faenza anunciaron su continuidad en 2008, la que fue su primera temporada completa en Fórmula 1.

Después de un año en Toro Rosso, en 2009 dio el salto a Red Bull. Logró el subcampeonato en su primer año con la marca de las bebidas energéticas y solo un año después comenzó su etapa más dominante en el deporte. De 2010 a 2013 logró los cuatro campeonatos que actualmente posee, ya que la hegemonía de Red Bull en ese momento era evidente. Sin embargo, la llegada de la era híbrida dio un vuelco absoluto a la situación y comenzó el dominio absoluto de Mercedes, que se mantuvo hasta la temporada pasada.

Vettel
Sebastian Vettel en 2010 | Fuente: Red Bull

En 2015 se marchó a Ferrari en busca de nuevas oportunidades. Después de un tercer puesto en su primera temporada de rojo y un 2016 sin posibilidad de luchar contra los Mercedes, tanto en 2017 como en 2018 —años en los que consiguió el subcampeonato— protagonizó una batalla mucho más reñida. En 2019 llegó Charles Leclerc al equipo, un piloto joven y con mucho talento que se perfilaba como la gran promesa de futuro de la Scuderia. Y después de un 2020 complicado, principalmente por el acuerdo secreto de Ferrari y la FIA por las supuestas irregularidades del motor de 2019, decidió cambiar de aires y marcharse a Aston Martin.

Las dos últimas temporadas, en las que ha compartido equipo con Lance Stroll, no han sido especialmente fáciles. El equipo británico tiene un ambicioso plan de futuro —del que probablemente se beneficiará Fernando Alonso—, pero lo cierto es que todavía no están en condiciones de luchar ni siquiera por dominar la zona media.

Seb, siempre comprometido con las causas sociales

Vettel ha marcado un antes y un después en el ámbito estrictamente deportivo, pero también fuera de la pista. El alemán, sobre todo en los últimos años, se ha mostrado un firme defensor de las causas que considera justas y no ha dudado en alzar la voz para proteger los derechos humanos.

Sin ir más lejos, la temporada pasada acudió al Gran Premio de Hungría con una camiseta con los colores del arcoíris en referencia a la bandera LGBT en la que se podía leer ‘Same Love’ —Mismo Amor—. El país había aprobado recientemente una ley que recortaba los derechos de las personas del colectivo y, entre otras cosas, prohibía hablar de diversidad sexual y de género en los colegios para no perjudicar el desarrollo de los niños y niñas.

Vettel
Sebastian Vettel en el Gran Premio de Hungría 2021 | Fuente: Reuters

Poco después, cargó contra la Fórmula 1 por visitar países que no respetan los derechos humanos, como Arabia Saudí o Catar. Seb siempre ha reconocido la buena voluntad del deporte por llevar mensajes de tolerancia a estos lugares, pero también ha sido consciente de que «más que palabras, se necesitan acciones«.

Han sido numerosas las veces que ha alzado la voz por la defensa de los derechos humanos e incluso por el cuidado del planeta. El año pasado, en el Gran Premio de Gran Bretaña, predicó con el ejemplo y no dudó en ayudar a los servicios de limpieza a recoger la basura que los aficionados habían dejado en la grada. Ya sea a través de palabras, de acciones, o simplemente de mensajes en sus cascos, Vettel siempre ha mostrado un firme compromiso social.

Vettel
Casco de Sebastian Vettel en el Gran Premio de Turquía 2020 | Fuente: JMD Helmets

¿Y ahora qué?

Aunque Vettel se retira de la Fórmula 1, no lo hace del automovilismo. De momento, ya ha confirmado su participación en la Race Of Champions —RoC—, la Carrera de Campeones que reúne a pilotos de todo el mundo a final de cada temporada. Sin embargo, se trata de una prueba puntual y Seb todavía no tiene muy claro qué hará a partir del próximo año. De momento, su prioridad es pasar más tiempo con su familia, pero no descarta disputar otras carreras del estilo de la RoC o emprender una nueva etapa como comentarista deportivo.

No obstante, Sebastian no ha dado un ‘portazo’ a la Fórmula 1. Hace apenas un mes, reconoció que no estaba considerando nada, pero que «solo el tiempo dirá si es posible, en caso de que haya una oferta de cualquier tipo. Veré cómo me siento en ese momento«. Sea como sea, Vettel se marcha dejando un impresionante legado y habiendo escrito su nombre con letras doradas en la historia del automovilismo.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias