sábado 14.12.2019
En el caso de España

Lo que no sabe o no recuerda del Festival de Eurovisión (I)

Nuestro país ha estado presente en 56 ocasiones, ha ganado en dos, y no gracias a Alemania, el país que menos nos ha votado hasta la fecha, y ha obtenido otros dos 'premios' en el certamen

Massiel y su 'La, la, la'.
Massiel y su 'La, la, la'.

Ya está aquí. Este martes han comenzado las semifinales y el sábado 13 tendrá lugar la gran final en Kiev, donde estará nuestro Manel Navarro. El Festival de Eurovisión, el único certamen internacional de música que congrega a todos los países europeos frente al televisor, e incluso de continentes como Oceanía y América, celebrará su 62ª edición en la capital ucraniana y los eurofans en general ya se frotan las manos lo mismo que los italianos en particular, por aquello del gran favoritismo que se otorga esta vez a su representante. Mientras, en España, serán muchos los que lo vean aunque pocos, por no decir nadie, los que lo hagan con la ilusión no ya de ganar sino incluso de poder estar entre los diez primeros.

El objetivo de estas líneas no es incidir en la pesadilla de una nueva derrota sino en recordar lo que algunos han olvidado o en instruir sobre cosas que no sabían de un certamen que desde su nacimiento en 1955 no había sido tan visto como hoy en día, sobre todo si se tiene en cuenta que la última edición fue vista por más de 204 millones de espectadores en todo el mundo.

En España, por ejemplo, se trata del evento no deportivo más visto año tras año, y todavía ostenta el récord de audiencia la edición de 2002, cuando Rosa López y demás participantes de Operación Triunfo, con su ‘Europe’s living a celebration’, consiguieron aglutinar a 12.755.000 espectadores, con un 80,4% de cuota de pantalla.

rosa

Lo más que se le ha acercado nadie hasta la fecha fue Rodolfo Chikilicuatre, cuando en 2008 acaparó la atención de 9.336.000 millones de espectadores, lo que supone una cuota media del 59.3% de la audiencia. Por el contrario, la menos vista en nuestro país fue la de 1992, cuando Serafín Zubiri con su canción ‘Todo esto es la música’, apenas congregó a tres millones de personas frente al televisor.

56 participaciones

España comenzó a participar en Eurovisión en 1961, pocas semanas antes de que falleciera un enamorado de nuestro país como Ernest Heminghway, y algunos incluso relacionaron su deceso presagiando cómo nos iría en el certamen. Nuestra representante entonces fue  Conchita Bautista con el tema ‘Estando contigo’, con el que quedó novena de dieciséis países. En aquel entonces, los ocho puntos que recibió se los dieron Francia y Noruega, dos cada país, así como Mónaco, Países Bajos, Suecia y el Reino Unido, que nos otorgaron uno.

conchita

Desde entonces, los países que más puntos suelen dar a España son Portugal y Suiza. Andorra también nos da 12 puntos cuando participa (aunque España nunca ha podido devolver el detalle porque Andorra nunca ha llegado a la final). En cambio, el país que más puntos ha recibido de España es Alemania, pero la reciprocidad ha sido nula.

De todo ello dio buena cuenta José Luis Uribarri, que ha sido la voz del Festival en nuestro país durante más años, ya que hizo de comentarista en un total de 19 ediciones, entre 1969 y 2010. Murió el 23 de julio de 2012. Desde entonces tomó el relevo José María Íñigo, que sigue estando en candelero gracias a este evento. 

España ha participado en el concurso en 56 ocasiones en el certamen, habiendo obtenido la victoria en dos, con el ‘La, la, la’ de Massiel, que sustituyó a última hora a Joan Manuel Serrat porque éste quería cantar en catalán, y el ‘Vivo cantando’ de Salomé, aunque este triunfo fuera compartido. La actuación de ésta se llevó a cabo en Madrid, en la única vez que nuestro país ha sido anfitrión del certamen, y el logotipo y la decoración del escenario de aquella edición fueron diseños de Salvador Dalí, aunque ese no fue el motivo de que no participara Austria, que se negó a mandar a nadie como protesta contra la dictadura franquista.

En sus registros también habría que destacar el que en otras 28 ocasiones ha quedado entre los 10 primeros puestos, y que en cuatro ocasiones ocupó el segundo puesto, la última vez en 1995 con Anabel Conde y su canción 'Vuelve conmigo'. Por el contrario, hubo tres ocasiones en las que no consiguió ni un solo punto, en 1962, con Víctor Balagué (‘Llámame’ acabó en el puesto 13), 1965, con Conchita Bautista (‘Qué bueno, qué bueno’ fue la 15ª) y 1983, con Remedios Amaya (su célebre ya ‘¿Quién maneja mi barca?’, sobre todo por aparecer descalza, se fue al puesto 20). Y eso que, a diferencia de lo que ocurre en los últimos años, en los que los representantes españoles son más desconocidos que conocidos, en este concurso hemos competido con artistas tan populares como Raphael, Julio Iglesias, Karina, Mocedades o Sergio Dalma.

anabel

Lydia Rodríguez obtuvo solo 1 punto con 'No quiero escuchar', pero cuando menos ganó un premio al peor vestuario de aquella edición. El vestido fue de la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada, que parecía inspirado en una carta de ajuste y que, según dicen las malas lenguas, provocó un aumento de los ataques epilépticos entre los espectadores. Otros ‘ganadores’ fueron El sueño de Morfeo en 2013, ya que la página web oficial publicó por error su triunfo cinco días antes: “Spain wins Eurovision 2013”. Desde entonces, ni hemos rozado el larguero.

Comentarios