martes 13/4/21

Televisión

Cualquier otro se arruinaría

Lo que le han costado y le costarán a Kiko Hernández sus hijas

Sus compañeros de Sálvame montan todo un 'numerito' con la noticia de la paternidad del colaborador

kiko
Kiko ya presumía de paternidad incluso antes de nacer sus mellizas.

Horas extras, y muchas, es lo que va a tener que hacer Kiko Hernández por culpa de sus hijas, las mellizas Abril y Jimena, que acaban de adelantar su nacimiento y han hecho ya padre al colaborador de Sálvame. Lo que ha tenido que pagar por ellas, y lo que parece que va a pagar en los próximos días, arruinaría a cualquier otro españolito. 

Quizás por eso empezó a vender su paternidad en el Sálvame Deluxe, cuando informó de todos los detalles de su paternidad, gracias a un vientre de alquiler. Aunque estaba previsto que lo lograra en febrero de este año, este jueves tuvo que volar de prisa y corriendo a Estados Unidos porque sus pequeñas ya estaban allí. Como era de esperar, todos sus compañeros, al dar Paz Padilla la noticia, se pusieron de pie y comenzaron a aplaudir, e incluso Mila Ximénez rompió a llorar de emoción. 

Por eso o por lo que ha tenido que pagar Kiko para ser padre, ya que, como se había demostrado con anterioridad en casos como los de Ricky Martin o los españoles Tamara Gorro, Jaime Cantizano o incluso Adrián Madrid, el productor de La Fábrica de la Tele. Según Informalia, mientras que en Ucrania el proceso cuesta entorno a los 50.000 euros y en México a los 60.000, en Estados Unidos puede alcanzar la cifra de 120.000 euros, que deben repartirse entre la agencia que lleva a cabo el proceso y la madre gestante.

A todo eso haya que añadir en el caso de Kiko Hernández detalles que él mismo desveló, como que su madre y su hermana habían optado por decorar la habitación de las pequeñas en rosa,  "una cursilería que no me gusta, parece que estamos en los mundos de Yupi", y que para ello habían confiado esa labor a los mismos grandes almacenes que habían decorado su casa cuando la compró. El pack ahorro por el que apostó incluía bañera, cajones, nórdico y protector blanco incluido, con dos cunas individuales con cambiador incorporado, por unos 1.200 euros en total.

A eso él añadía un vigilabebés, bañeras, hamacas, armarios para guardar ropita, carricoches, sillitas adecuadas para el vehículo en el que viajen y parque de juegos, más pañales, biberones, chupetes, leche y un sinfín de cosas más, cuyo coste estimó en unos 5.000 euros para empezar.

Lo más caro venía después, ya que, según ese medio, Kiko va a contratar a dos enfermeras para que cuide de sus pequeñas, con un horario laboral nocturno desde las 8 hasta las 12 horas, por el que las agencias suelen cobrar de 85 a 100 euros la noche. Dado que son mellizas, el tiempo de este trabajo suele durar de dos a tres meses, por lo que al presentador le costarán más de 9.000 euros.

A esos gastos hay que sumar lo que le ha supuesto el viaje a Estados Unidos, tanto para él y su familia y amigos, y su estancia en aquel país, ya que los papeles de las niñas no estarán en orden hasta 15 o 20 días después de su nacimiento. Entre hotel, comidas y transportes, unos 3.000 euros más, por lo que la cifra total sobrepasaría ya los 140.000 euros.

Comentarios