jueves 21.11.2019
Los testigos muestran la obsesión del asesino con su tío

El tío del asesino de Pioz: "Haberlo hecho conmigo"

Varios testigos en el juicio por el cuádruple asesinato de Pioz han señalado hoy la mala relación que mantenían el acusado, Patrick Nogueira, con su tío y víctima, Marcos Campos

Declara el tío de Patrick Nogueira, el asesino de Pioz
Declara el tío de Patrick Nogueira, el asesino de Pioz

Así se han pronunciado una compañera de piso y el tío del acusado, y a su vez hermano del fallecido, durante sus declaraciones en el segundo día del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Guadalajara, donde está siendo juzgado Patrick Nogueira, el asesino confeso de sus tíos, Marcos y Janaina -ambos de 39 años y de origen brasileño- y sus primos de 1 y 4 años en agosto de 2016 en una vivienda de la localidad de Pioz, Guadalajara.

Pilar, una compañera de piso de Patrick Nogueira, ha subrayado que el acusado de los crímenes estaba obsesionado con su tío y ha reconocido que en varias ocasiones habló "mal", aunque no recuerda lo que decía exactamente, pero "era muy obsesivo" y le "insultaba".

Según ha relatado la testigo, cuando hablaba de este pariente le calmaba y que incluso cuando iba a alguien a la casa, Nogueira les hablaba de su tío.

Por su parte, Walfran Campos, tío del acusado y hermano de la víctima, ha dicho que Marcos le habló mal de Patrick.

"Me habló de mal comportamiento y me dijo que Patrick no era el mismo que en Brasil, que no le respetaba y obedecía, que no limpiaba y si salía por la noche volvía por la mañana", ha señalado.

No obstante, dichos testigos, así como el que fuera entrenador de fútbol del asesino confeso, han manifestado el carácter tranquilo del acusado sin presentar episodios violentos.

"Nunca tuvo ningún episodio violento ni de ira ni en el lance del juego incluso si le golpeaban pedía perdón", ha señalado su exentrenador.

Su compañera de piso ha definido al acusado como una persona "alegre" y "bromista" con ella y ha dicho que nunca observó en él un comportamiento agresivo, aunque le notó raro el 18 de agosto (supuestamente cometió los crímenes dos días antes) cuando ella volvió de vacaciones y pasó unas horas en la casa para irse después tres días a Badajoz.

Por su parte, Walfran Campos ha manifestado que Patrick Nogueira era "como un hermano menor o un hijo" con el que tenía una buena relación desde pequeño y al que ha calificado como "un sobrino excepcional", por lo que ha admitido que siente "gran decepción" tras los terribles hechos ocurridos en Pioz.

Walfran Campos, que se ha mostrado muy afectado al inicio de su declaración e incluso ha comenzado a llorar, se ha dirigido directamente a su sobrino y le ha preguntado que por qué no le hizo a él lo que le había hecho a su hermano, que "era una persona buena".

Además, algunos testigos, compañeros de trabajos del tío de Patrick Nogueira han asegurado que Marcos Campos les manifestó que desconfiaba de su sobrino y sospechaba que era amante de su mujer.

Por otra parte, ha declarado por videoconferencia desde Brasil Víctor, amigo de Patrick y Marvin -el amigo al que el asesino confeso le mandó mensajes de Whatsapp en los que daba detalles y comentaba los crímenes.

Ha relatado cómo Marvin le dejó un móvil y en éste vio las fotos y mensajes que el acusado le mandó con imágenes con las víctimas ya muertas.

Ha dicho que él no se atrevió a ir a la Policía cuando vio las fotos y que se lo contó a una amiga que fue quien lo denunció.

Ninguno de los testigos ha manifestado conocer que Patrick Nogueira tuviera algún problema o enfermedad mental más allá, ha señalado su tío Walfran Campos, del tratamiento psicológico y psiquiátrico que recibió tras el episodio de agresión a un profesor en Brasil, si bien ha afirmado que la madre del acusado le dijo que el médico le había dado el alta y que se encontraba bien.

También han prestado declaración el padre y la hermana de Janaina y han manifestado que eran reacios que el acusado viviera con la familia, como ocurrió durante una época a la llegada de Patrick a España, tras el incidente que había protagonizado con su profesor y que cuando se descubrieron los cuerpos, pensaron inmediatamente en él como responsable de los crímenes, por ese brote violento del pasado.

Los hechos que se juzgan ocurrieron el 17 de agosto de 2016, cuando Patrick Nogueira acudió al chalé de Pioz donde vivía su tío, Marcos Campos, la mujer de éste, Janaina Santos, ambos de 39 años y procedente de Brasil, y sus dos hijos, de 1 y 4 años de edad, y acabó con la vida de su familia.

A los dos adultos, los mató, descuartizó y metió en bolsas de plástico y a los dos niños, tras asesinarlos, los guardo también en bolsas de plástico.

Los cuerpos sin vida de los cuatro miembros de la familia no fueron descubiertos hasta un mes después, en concreto el 17 de septiembre de 2016, cuando un empleado de mantenimiento alertó a los vigilantes de seguridad de la urbanización del mal olor que procedía de la vivienda.

Uno de los testigos ha descrito el escenario que encontraron en la casa: "Había 700 mil millones de moscas. Mucho olor, mucha sangre. Horrible"