sábado 24/10/20

Riesgos de la okupación para el bienestar psicológico y soluciones disponibles

La salud psicológica está altamente determinada por una sucesión de aspectos que, de una manera o de otra, influyen en nuestro propio bienestar. Los hábitos cotidianos o los tratamientos a los que nos exponemos son dos de las vías adecuadas para establecer los parámetros de salud mental; sin embargo, no son las únicas. Los problemas a los que nos podemos llegar a enfrentar en el día a día, sobre todo los de índole legal, pueden afectar nuestra estabilidad de manera transversal y, en aras de evitar que esto llegue a acontecer, determinados servicios son claros aliados en el proceso
okupacion

Abogados de prestigio, tu defensa legal

El derecho es la rama social que, a lo largo de la historia, se ha encargado de mantener la justicia para el conjunto de la ciudadanía. No podemos pasar por alto cada uno de los peligros a los que nos exponemos en esta materia y, en consecuencia, dar con despachos de larga trayectoria es un imperativo a cumplir. En este sentido, la web www.desahucio.abogado se presenta como un arma de defensa en la que el mejor de los equipos se pone a nuestro servicio para que, en caso de necesidad, dispongamos de la protección pertinente.

Uno de los principales rasgos que esperamos de un despacho de abogados de alta calidad no es exclusivamente su gestión ante el caso en cuestión, sino el acompañamiento que ejercen durante todo el procedimiento legal. Fruto del desconocimiento en torno al derecho, tendemos a sentirnos solos ante los problemas en los que nos encontramos, motivo por el que los profesionales mejor valorados se han especializado en la asesoría y brindan un servicio cercano con sus clientes. El contacto directo y la explicación detallada de cada paso que vamos dando, contribuyen en gran medida a nuestra tranquilidad desde el principio, hasta el final.

Si estos requisitos se cumplen, acompañándolos de una gestión impecable en caso de llegar a los tribunales, podemos hablar de estabilidad mental. La ansiedad que suele generar un enfrentamiento de índole legal afecta directamente al estado psicológico de quienes lo sufren, afectando de manera irremediable a su propia cotidianidad. Sin embargo, en caso de profundizar en las labores de búsqueda y poner el foco de atención en los factores que diferencian a un buen despacho de uno de segunda categoría, logramos alcanzar el grado de excelencia que merecemos. Porque los impulsos negativos dañan la integridad emocional de toda persona y pocos riesgos son tan complejos como los relacionados con la legalidad.

Desahucios, bienestar psicológico vinculado al económico

Entre el amplio marco de riesgos a los que nos vemos expuestos en la cotidianidad, el sector inmobiliario se encuentra en un debate extenso. La okupación ilegal ha pasado a ser un tema de alta preocupación colectiva, derivando en un daño transversal al estado económico de quienes la sufren. La impotencia de ver cómo alguien entra en nuestra propiedad y no poder hacer nada, supone un coste drástico en el estado psicológico y despachos como el previamente mencionado se han especializado en este tipo de casos.

Si bien es cierto que pocas veces se okupa una primera residencia y en caso de que esto sea así la resolución suele ser rápida y sencilla, aquellos inmuebles orientados al alquiler son los principales focos de dicho fenómeno. Muchas personas viven de la renta de apartamentos o pisos, estableciendo así la base de su solvencia en este tipo de viviendas. Debido a ello, en caso de que alguien haya entrado en ella y se niegue a salir, corremos el riesgo de entrar en un procedimiento legal que cause estragos en nuestra propia economía y, por extensión, en nuestra estabilidad mental.

De la misma manera, como consecuencia de la pandemia del Covid-19, una nueva excusa para no pagar se ha puesto de manifiesto. Sin embargo, cualquier persona es susceptible de sufrir las consecuencias de esta crisis sanitaria, ya convertida en una económica, y pocas veces nos podemos permitir el lujo de renunciar a una fuente de ingresos como el alquiler de nuestros pisos. Razón de peso por la que www.desahucio.abogado goza actualmente de una alta demanda que solventa las situaciones más complicadas en lo que a la materia legal concierne.

Perder el dinero mensual que entraña una renta afecta directamente a la solvencia personal y esto no tarda en extenderse al estado psicológico. Asumir deudas, tener problemas con el pago de nuestros bienes o renunciar a compras que velan por nuestra felicidad son solo algunos de los ejemplos que el problema de la okupación genera día tras día. Debido a ello, hemos de agradecer que equipos de abogados como este se encuentren siempre dispuestos a poner soluciones efectivas en el menor tiempo posible.

Cuándo llamar a los profesionales en okupación

Una vez nos encontramos ante el impago del alquiler de nuestras propiedades o, en el peor de los casos, alguna banda organizada ha logrado entrar en la vivienda, no tardamos en plantearnos en acudir a estos profesionales. Sin embargo, en ocasiones tendemos a creer, erróneamente, que esto es algo que podemos solventar por cuenta propia; una decisión que no causa más que una dilatación en el tiempo en la resolución del conflicto.

Puesto que muchas veces la sentencia judicial puede tardar un tiempo en llevarse a cabo, estableciendo una media que oscila entre los cuatro y seis meses, la respuesta a cuándo tenemos que ponernos en contacto con este despacho es sencilla: inmediatamente. Cuanto antes se pongan manos a la obra con nuestro caso en particular, antes recuperaremos lo que nos pertenece, estableciendo así de nuevo los estándares de bienestar que nos habían robado.

Así pues, en aras de prevenir que un mayor daño para la psicología y la estabilidad mental, es prioritario llamar a este equipo desde el mismo momento en el que nos percatamos de la presencia de okupas o el arrendatario deja de realizar los pagos. Hay mucho en juego cuando hablamos de dinero y nuestra propia salud se puede ver afectada; un peligro que reducimos a su mínimo exponente si somos consecuentes con los servicios disponibles que el derecho pone a nuestra disposición con el objetivo de salvaguardar la justicia social.

Comentarios