lunes 06.04.2020
SONRIENTES A SU LLEGADA

La Familia Real pasa el Día de Reyes en casa de Jesús Ortiz

La tradicional merienda del día 6 de enero reunió en casa del padre de la Reina Letizia a ambos monarcas y a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía

La Reina Letizia y el Rey Felipe junto a sus hijas en el interior de su vehículo. | EP
La Reina Letizia y el Rey Felipe junto a sus hijas en el interior de su vehículo. | EP

Aunque ha habido muchos cambios en la vida de los Reyes, una de las tradiciones que no ha cambiado para Don Felipe y Doña Letizia ha sido la habitual merienda que Jesús Ortiz celebra cada año el día seis de enero en su casa, y donde las pequeñas Leonor y Sofía recogen con la mayor de sus sonrisas los regalos que les han dejado Sus Majestades, Los Reyes Magos.

Como ya es tradición, la familia al completo acudió a casa del padre de la Reina y lo hizo en su propio coche conducido por el Rey Felipe, cuyo asiento del copiloto era ocupado por la Reina mientras que los asientos traseros estaban reservados para sus hijas. Con una amplia sonrisa todos entraron en la casa donde se reunieron con el resto de la familia que como cada año estaban esperándoles en el interior.

fotogaleriafamosos_126139

A pesar de la discreción con que el matrimonio formado por Jesús Ortiz y Ana Togores organiza la merienda del día de Reyes, el vecindario de la urbanización tiene ya marcada esta fecha en el calendario para disfrutar en vivo y en directo de la visión -aunque sea momentánea- de Don Felipe, Doña Letizia y sus niñas.

Al paso de su vehículo, los monarcas lucieron la mejor de sus sonrisas y saludaron a los medios allí apostados que aguardaban su llegada durante horas.

En el interior todos iban con sus chaquetas de abrigo, seguramente para resguardarse de las bajas temperaturas de la capital durante estos días. Mientras que Doña Letizia eligió un abrigo de pelo en la parte superior en color negro, el Rey Felipe prefirió un abrigo de plumas de color verde oscuro que combinó con una bufanda de color gris.

Al caer la noche, la Familia Real abandonaba la residencia bajo la lluvia tras haber disfrutado de una divertida tarde familiar donde seguramente la Princesa Leonor y la Infanta Sofía pudieron aprovechar para jugar y compartir risas con su prima Amanda.

loading...
Comentarios