lunes 14.10.2019
quiere competir con Francia

Trump quiere mostrar su poderío militar con tanques en las calles de Washington

El presidente de Estados Unidos quiere su propia gran parada militar. Ha pedido al Pentágono que lo organice para que los estadounidenses puedan mostrar su agradecimiento” a las Fuerzas Armadas

Es habitual que los militares desfilen en ocasiones como la toma de posesión del presidente, pero no suelen sacar armamento y material a las calles. | Army
Es habitual que los militares desfilen en ocasiones como la toma de posesión del presidente, pero no suelen sacar armamento y material a las calles. | Army

“Quiero una parada militar como en Francia”. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dado órdenes a los altos mandos del Pentágono para que organicen un gran desfile militar en la capital federal del país para mostrar su poderío militar. El objetivo de esta gran parada, la primera desde 1991 coincidente con el final de la Guerra del Golfo, es que los estadounidenses muestren su agradecimiento a los militares, según ha explicado la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders en una rueda de prensa.

Las órdenes de Trump a los altos mandos del Pentágono fue clara, tras varias insinuaciones en público y en privado de su intención de mostrar el poderío militar de los Estados Unidos, quizá con el ánimo de imprimir a los estadounidenses su “hacer a América grande de nuevo”, también en el entorno castrense.

Por el momento, no hay una fecha establecida pero todo hace indicar que lo hará coincidir con alguna festividad patriótica. Trump dio estas órdenes de forma directa a los altos mandos militares el pasado 18 de enero, en una reunión en el ‘tanque del Pentágono’ -una zona reservada para reuniones confidenciales-, según indica ‘The Washington Post’. Se trata de un plan que se “está elaborando al más alto nivel militar”, explican las fuentes citadas por el diario estadounidense.

Trump se quedó con ganas de hacer una demostración militar en EEUU tras asistir como invitado por Emanuel Macron a la celebración del Día de la Bastilla en París, que rememora el inicio de la Revolución Francesa cada 14 de julio. El presidente quedó “deslumbrado” tras ver los tanques, vehículos armados y decenas de militares desfilando por los Campos Elíseos mientras los cazas sobrevolaban el despliegue. “Quiero uno así en casa”, dijo a sus asistentes de regreso a Washington, relata el diario estadounidense. 

Una práctica poco habitual

EEUU no acostumbra a hacer este tipo de desfiles, pero los cambios en la forma de hacer política de Trump han llegado también al ámbito militar. “El presidente Trump apoya increíblemente el gran servicio de los militares que arriesgan su vida para mantener a salvo el país”, han explicado desde la Casa Blanca.

La última gran celebración de este tipo fue impuslada por George Bush -padre- en 1991 tras la victoria en la Guerra del Golfo, lo que ha hecho que los medios estadounidenses establezcan la rápida comparación con los países que hacen este tipo de desfiles, “más asociados en el imaginario estadounidense con las celebraciones de la Unión Soviética en la Plaza Roja de Moscú o, más recientemente, con los esfuerzos del líder norcoreano Kim Jong Un por mostrar sus misiles Taepodong”, escribe el ‘Post’.

Los militares estadounidenses ya desfilan en paradas militares como las del Día de la Independencia, que cada 4 de julio tratan de poner en valor a los veteranos, pero se excluyen en estas paradas “llamativos despliegues de armamento militar”, explica ‘The Military Times’ que, incluso, ha publicado una encuesta sobre la conveniencia de un desfile de estas características.

De hecho, se ha abierto un debate público, en el que líderes de opinión y especialistas se retrotraen a la Guerra Fría y encajan esta actividad como una forma de continuar el juego dialéctico de contrapesos con Corea del Norte, con cuyo presidente Trump ha cruzado amenazas verbales ‘in crescendo’ en el último año. La más sonada recientemente fue la referencia al botón nuclear .

Pero en la Casa Blanca rechazan que sea una contestación al líder norcoreano sino una "amplia demostración de fuerza para mandar una advertencia a todos los adversarios de Estados Unidos".

Trump quiere mostrar su poderío militar con tanques en las calles de Washington
Comentarios