miércoles 13.11.2019
Hay dos detenidos

Al menos 15 heridos en un atropello masivo en Melbourne

El conductor que ha provocado el atropello es un australiano de origen afgano, drogadicto y con problemas mentales. La policía local no descarta que se trate de un atentado

Calle acordonada de Melbourne
Calle acordonada de Melbourne

La policía australiana ha detenido este jueves a dos personas tras un atropello masivo en una calle peatonal en la ciudad australiana de Melbourne, a media tarde (hora local). Entre los arrestados está el conductor del vehículo.

Según han informado los servicios sanitarios, el atropello ha herido a 15 personas, 13 de ellas han sido hospitalizadas por el momento, incluyendo a un menor en estado grave. Algunos de las víctimas están siendo atendidos todavía en la calle.

El jefe de la policía del Estado de Victoria, donde se encuentra Melbourne, Russell Barrett, ha informado de que lo que ha pasado se trata de un "acto deliberado", aunque no conocen el motivo. Además, las autoridades han pedido a la gente evitar la zona.

La cadena local ABC ha citado testigos que decían que un todoterreno blanco viajaba a “gran velocidad impactando contra personas”. Algunos concretan que el vehículo era un Suzuki en el que viajaban dos personas. Éste arrolló a las víctimas en una calle muy concurrida cercana a la estación de tren Flinders Street. El conductor, australiano y de origen afgano, es drogadicto y tiene problemas mentales. Junto con su acompañante han sido detenidos en el lugar del incidente y se encuentran bajo custodia policial.

"Escuchamos un ruido", dijo Sue a la cadena de radio australiano 3AW, "y cuando miramos a la izquierda, vimos ese coche blanco atropellando a todo el mundo". Según otros testigos, el vehículo viajaba a "gran velocidad impactando con las personas". "En lugar de frenar en el semáforo (rojo), el vehículo continuó, todo sucedió en unos diez segundos", apuntó una mujer que presenció el atropello.

Las autoridades de Australia elevaron la alerta terrorista en septiembre de 2014 y han aprobado una serie de leyes para prevenir atentados. El pasado mes de enero, cuatro personas murieron y otras 20 resultaron heridas en un atropello intencionado a solo unos cientos de metros del lugar de los hechos de este jueves.